Bengals 2018Draft 2018

Analisis 2017 y previsiones draft 2018: OL-exterior

Previsiones para la agencia libre

 

La agencia libre, si en algo viene escasa, suele ser de LT titulares. Es lógico, nadie es tan estúpido como nosotros de dejar marchar al suyo. Sin embargo, este año nos hemos encontrado con una situación extraordinaria. Las lesiones de Glenn, LT titular en Buffalo (y uno de los buenos de la liga, debo admitir), provocaron la titularidad del joven Dawkins, quien al hacerlo bien, permitió a su equipo poderse desprender del veterano.

 

De pronto, lo que nadie esperaba sucedió: los Bengals anuncian el traspaso de Glenn a cambio de intercambiar posiciones en 1ª ronda y picks de 5ª y 6ª ronda con los Bills. Es decir, bajamos 9 puestos en 1ª y subimos 29 de la 6ª a la 5ª ronda, pero tenemos (cruzando los dedos para que no se lesione) LT titular para unos cuantos años (sólo tiene 28). El primer día de draft elegiremos ahora en el pick#21, que viene a ser más o menos donde lo hacemos siempre…

 

Creo que ganamos en el cambio. Glenn (si le respetan las lesiones) es un buen LT, y nosotros necesitábamos con urgencia ocupar este puesto tan importante. El precio pagado viene a ser una 2ª ronda más o menos (el valor de bajar tantos puestos), y ya hemos visto que no hay ninguna garantía de conseguir nada valioso en esa posición. Como curiosidad, señalar que en la universidad de Georgia, Boling era el LT y Glenn el LG, mientras que aquí será al revés.

 

¿Síntoma de algo nuevo como consecuencia de la renovación de Lewis? ¿Una concesión a Pollak, nuevo entrenador de OL, para que entre con buen pie? Sea como fuere, es de agradecer tanto el reconocimiento de los errores cometidos (el desacierto en la evaluación de Ogbuehi y Fisher, y dejar marchar a Whitworth), como la intención de remediarlo sin tener que esperar a apostar nuevamente en el draft por un desconocido.

 

Hay que señalar, como ya he dicho antes, que tenemos nuevo entrenador de OL. Se trata de Frank Pollak, quien viene de entrenar una de las mejores OL de la liga, la de los Cowboys (plagada de talento obtenido en rondas altas, todo hay que decirlo). En principio, los antecedentes parecen buenos, pero sobre todo, hay que destacar que por fin nos hayamos desprendido de Paul Alexander. Probablemente en su día fuese un gran entrenador, pero nos hemos llevado tantas frustraciones con él (empecinamiento en jugadores mediocres como Bodine o el propio Smith, relegar al banquillo a buenos jugadores como Mathis o Collins), que su marcha supone, más que una alegría, un suspiro de alivio.

 

Pero no se vayan todavía amigos, aún hay más. Si ya resulta extraño ver movimientos de los Bengals en la agencia libre, que haya dos, y en la misma posición, roza lo paranormal. El pasado 14 de Febrero, mientras algunos andabais de arrumacos con vuestras parejas, en las oficinas de Cincinnati se cerraba la contratación de Bobby Hart, un RT que había sido cortado la semana anterior por los Giants (recordemos que así no cuenta como compensación para los picks complementarios). Este chico fue seleccionado en 2015 en 7ª ronda, pero tiene la experiencia de haber intervenido en 33 partidos, 21 como titular. Tampoco nos volvamos locos, la OL de Giants era bastante mala, y su máximo rival para la titularidad, Marshall Newhouse, de infausto recuerdo.

 

Dicho esto, no creo que haya previsión de más movimientos en la agencia libre en la posición analizada. De hecho, el contrato que se trae Glenn de Buffalo (más de 9 millones anuales) ha provocado que perdamos el interés por renovar a Andre Smith, quien ha puesto sus lorzas rumbo a Arizona, lo que ha supuesto otra ventaja añadida. A Winston no hace falta renovarle, siempre estará ahí disponible para cuando le necesitemos, aun cuando tenga 50 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.