Analisis 2017 y previsiones draft 2018: RBs

Resumen 2017

La temporada 2017 se presentaba de forma inmejorable para esta unidad. Teníamos probablemente la mejor tripleta de corredores de toda la liga y, desde luego, puede que la mejor que hubiéramos tenido nunca los Bengals (salvando la de Brooks-Wilson-Woods de finales de los 80’s). Tres runningbacks de calidad y características complementarias: Bernard el elusivo, Hill el machacón, y Mixon el chico-para-todo. Tres RBs de 2ª ronda, un lujo al alcance de muy pocos. ¿Qué podía salir mal?

 

Todo. Todo salió mal. No sólo no tuvimos un juego de carrera dominante, sino que éste se sitúo en el último lugar de toda la competición (puesto que sólo abandonó las dos últimas jornadas). Podemos culpar a la deficiente actuación de la OL, por supuesto. Podemos cargar contra un game-plan absurdo, que despreciaba el juego de carrera. Todo esto es cierto, pero no podemos quitar importancia a la responsabilidad de esta unidad en el desastre.

 

Desde el principio ya empezamos mal, otorgando el peso de establecer el juego de carrera a Hill, el menos dotado de los 3 RBs. No sólo no conseguíamos avanzar por aquí, sino que retrasábamos la aclimatación de Mixon a una NFL donde otros novatos como Fournette, Cook, Hunt o Kamara habían irrumpido con fuerza. Gio por su parte, era totalmente irrelevante.

 

Como en el caso de la OL, tuvieron que ser las lesiones (manda huevos) las que nos arreglaran la situación. Jeremy Hill caía lesionado en la jornada 9, y a partir de ahí, el juego de carrera, que ya había empezado a girar en favor de Mixon, empezó a mejorar definitivamente. Por su parte, Hill decidió operarse de una lesión que no le hubiera impedido seguir en competición para estar a punto en la próxima agencia libre, un hecho que no gustó nada al club, que inmediatamente puso en IR, y le hizo la cruz cerrándole las puertas a una hipotética renovación.

 

El regreso de Bernard a una posición más protagonista fue realmente beneficioso, demostrando el error cometido al relegarle, y que podía completarse muy bien con Mixon, aparte de ser el mejor RB en tareas de protección (tan importantes dadas las carencias de la OL). Además, conforme avanzaba la competición, Mixon daba muestras cada vez más evidentes de su inmenso potencial como playmaker.

 

En definitiva, el juego de carrera bengalí de 2017, aunque extremadamente decepcionante en líneas generales, fue de menos a más, por lo que existe una base realista para pensar que en 2018 pueda ser uno de los pilares de la ofensiva.

 

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *