Análisis 2018 y previsiones draft 2019: Defensive Tackles

Que la defensa bengalí de 2018 fue espantosa no es un secreto para nadie. La posición de defensive tackle que pretendemos analizar en este artículo no puede quedar ajena a las críticas. Tampoco a la necesidad de refuerzos. Encajamos una media de 137,8 yardas de carrera por encuentro, y aquí es donde debe hacerse más fuerte el centro de nuestro “frontfour” defensivo. También fuimos últimos en yardas permitidas por el aire (275,9 de media por partido), con uno de los porcentajes de sack por intento de pase más bajos de la liga. En la NFL actual, el pass-rush interior cada vez es más importante, y salvo la honrosa excepción de Atkins, no conseguimos generar actividad en esta faceta. Hay mucho trabajo por hacer, pero lo primero es empezar por comprender de dónde venimos.

 

Resumen 2018

Geno Atkins fue nuevamente la luz que guio esta unidad. El problema es que también fue el único que brilló. Foto: NFL Network

 

La campaña 2018 comenzó con la buena noticia de la extensión de contrato de Atkins hasta 2022, cuando el jugador tenga ya 34 años, por lo que se puede decir que es un contrato hasta fin de carrera. Justo y necesario. Se merecía terminar con nosotros lo que con nosotros empezó, y no nos podíamos permitir perderle. Al contrario de lo que ocurrió con su anterior renovación en 2013, no sólo no se lesionó, sino que cuajó una de sus mejores temporadas. Como siempre, sigue reclamando dobles bloqueos del rival; y como casi siempre, somos incapaces de sacar partido de esta ventaja.

 

Resulta triste que durante su periplo en la liga no hayamos sido capaces de encontrarle un compañero a su nivel. Muchos han pasado por el casting (Still, Thompson, Hardison, Sims, Billings… tan solo Peko estaría ligeramente a la altura, y eso que le pilló ya en su declive) y ninguno ha cuajado realmente. Para 2018 la enésima apuesta fue Chris Baker. No llegó ni a acabar Agosto. Al final, hubo que tirar con lo que se tenía: Atkins y Glasgow como DTs, Billings y Tupou como NTs. A lo largo de la campaña, las lesiones de Glasgow y Tupou provocaron los fichajes de los jóvenes e irrelevantes Adolphus Washington y Christian Ringo.

 

La lesión de Glasgow fue dramática por un doble motivo. El primero, el personal. El desgarro del ligamento cruzado anterior de la rodilla requerirá una larga rehabilitación. Recordemos que cuando le pasó a Atkins, no volvió a ser el mismo hasta el 2º año tras la operación. El segundo, el deportivo. Glasgow lo estaba haciendo realmente bien en la rotación como runstopper, y su baja se notó. Billings era oficialmente el titular junto a Geno, pero salía del campo en jugadas que no fueran de previsible carrera, y el porcentaje de snaps por partido entre él y Glasgow era muy parejo (56% Billings y 39% Glasgow). Le deseamos una pronta recuperación.

 

Como decía Billings fue la pareja titular de Atkins. Todos tenemos muchas esperanzas puestas en él, pero después de 3 años debemos empezar a asumir que no será el ancla que esperábamos y tanto necesitábamos en la posición. Obviamente, 2018 supuso una importante mejora con respecto a años anteriores. Tuvo más confianza de los entrenadores y le respetaron las lesiones. Queremos creer que aún tiene potencial para seguir creciendo, pero deberá incrementar su presencia en el equipo. No me refiero a la cantidad de jugadas, ya que seguirá teniendo una intensa rotación, pero sí que genere más impacto cuando esté en el campo.

 

Cuando se lesionó Glasgow, en teoría debería haberle sustituido Andre Brown, rookie seleccionado en 5ª ronda. Pero tras perderse casi todo el trainingcamp por una lesión en la corva, recaló en el Practice Squad, que también abandonó hacia el Injury Reserve por una lesión en la mano. No demostró nada, más allá de una asombrosa facilidad para lesionarse.

 

Sólo me falta Josh “el topo” Tupou. En Febrero fue arrestado por saltarse la prohibición de beber alcohol en lugares públicos derivada de la libertad condicional por una condena anterior. Parecía que sería cortado, pero se quedó, y no lo hizo mal en su papel secundario de jugador de rotación hasta que se lesionó. Teniendo, paradójicamente, muy poco peso la posición de Nose Tackle en el equipo, puede ser el principal candidato a caerse de esta lista para 2019.

 

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *