Bengals 2018Draft 2019

Análisis 2018 y previsiones draft 2019: Defensive Tackles

Otros nombres de interés:

Foto: Rogelio V. Solis/AP

 

Jeffery Simmons (Mississippi State)

Jugador con calidad para top-15, pero que puede bajar por problemas de conducta (pegó a una chica antes de su primer año universitario) y porque en la preparación para el draft se rompió los ligamentos de la rodilla, así que puede perderse su año rookie. Conflictivo y lesionado, dos cualidades que nos atraen magnéticamente en nuestras primeras elecciones. En cualquier caso, obtener en 2ª ronda un talento de 1ª es, por lo menos, para pensárselo, aunque no vaya a jugar esta temporada.

 

Gerald Willis III (Miami)

Willis es un DT de 3-tech explosivo, con un extraordinario equilibrio, poderoso tren inferior y magnifico manejo de la técnica de manos, a lo que suma una impresionante agilidad y velocidad para su tamaño. Cuando le da la gana, que no es siempre. No le vendría mal visitar más el gimnasio para maximizar su incuestionable talento. Fue traspasado de Florida a Miami por peleas con entrenador y compañeros. En 2017 se perdió el año por “cuestiones personales”. Sin embargo, dicen que ha vuelto totalmente recuperado y centrado. Que lleve el “III” en el apellido es buen síntoma para nosotros. Es el hermano menor de… Landon Collins, SF de los Redskins. Las dudas sobre su carácter pueden hacerle caer a 4ª ronda, o incluso a nuestro pick de 5ª. Si conseguimos que se centre, puede ser un robo, pero el riesgo es evidente.

 

Armon Watts (Arkansas)

No consiguió hacerse con la titularidad hasta su último año, pero demostró haber aprovechado el tiempo en la suplencia depurando su técnica. Watts tiene una potencia de muchos vatios, valga la redundancia. No destaca por su explosividad ni atleticismo, aunque su constitución física es prototípica; pero sabe desenvolverse bien en la trinchera, siendo su principal virtud el rush interior (7 sacks en 2018, segundo del país entre los DT). Su falta de experiencia en college, y su mala fortuna al acabar su periplo universitario precisamente un año con muchos buenos jugadores en su misma posición le pueden hacer caer hasta 5ª ronda.

 

Demarcus Christmas (Florida State)

Es un jugador que puede dejarnos fríos como un día de Diciembre. Es lo que pasa cuando ni el atleticismo es especial y su mejor virtud es parar la carrera. Posee un buen tamaño, y excelente lectura del juego, convirtiéndose a menudo en un grinch para los quarterbacks (ha deflectado 13 pases en la línea de scrimmage). Escasa movilidad, parece una figurita del belén; pero echa raíces como un abeto y es muy difícil de atravesar su zona, lo que provoca que los corredores se re-direccionen en brazos de sus compañeros de línea. Interesante jugador de rotación, que nos llegue a alguno de los picks compensatorios de 6ª ronda sería un regalo de Santa Claus.

 

Cortez Broughton (Cincinnati)

Producto de la universidad local, que los tengo muy abandonados. Es un jugador muy irregular. Gran explosividad, es una auténtica pesadilla para las OL rivales, pero después le falta culminar la jugada con el sack. Muestra indudables habilidades y atleticismo para la posición, pero los continuos cambios de entrenador en los Bearcats le han vuelto loco y ahora mismo, es todavía un producto sin depurar. Necesitaría al menos un añito en un practice squad para determinar su valía en la NFL. Undrafted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.