Bengals 2018Draft 2019

Análisis 2018 y previsiones draft 2019: Linebackers

Previsiones para la agencia libre

La NFL no tenía suficiente con multar las faltas que los árbitros pitaron contra Burfict, que en el partido contra Steelers analizó después en video sus acciones y fue multado por las no señalizadas. Amenazó con suspenderle si reincidía. Ahora será problema de los Raiders (foto de Sam Greene para Cincinnati Enquirer).

 

En primer lugar hay que decir que la renovación del cuerpo técnico incluye aquí un nuevo entrenador de unidad. Tem Lukabu ha pertenecido a los staffs de 49ers y Buccanneers, así como a los de las universidades de Rutgers y Mississippi State. Mucha, mucha experiencia, no podemos decir que tiene, pero vamos, Haslett tenía un magnífico curriculum, y resultó un completo desastre. Quizá este técnico nacido en Kinshasa, y cuyo padre fue diplomático en la ONU del Zaire, posteriormente república del Congo, pueda transmitir la energía de su juventud (38 años) a los componentes de la posición; o si no, el carácter para sobrevivir a una guerra civil en África.

 

De momento, el club le quitado una piedra del zapato. El corte de Burfict, inesperado según la norma de la franquicia porque deja 1,8 millones en “dinero muerto”, sin duda será un respiro. Ciertamente, si desde el apartado personal, dadas sus continuas indisciplinas y golpes sucios, era poco defendible su continuidad, el año pasado se demostró que desde el punto de vista deportivo, tampoco. Es un jugador con tendencia al sobrepeso, que no siempre se cuida como debería. Además, su estilo de juego le provoca continuas lesiones (el año pasado, por ejemplo, en la cadera) y sobre todo, conmociones cerebrales, que ya lleva muchas en su carrera, lo que debería hacerle plantearse seriamente dejar la práctica del football. Todo esto sin contar las continuas multas y suspensiones con que le castiga la NFL. Se ha reunido con Guenther en Oakland, lo que significa que probablemente nos tengamos que enfrentar a él el 17 de noviembre… si sigue activo en esa fecha.

 

El otro movimiento de la agencia libre ha sido renovar a Preston Brown. Se le fichó el año pasado con un contrato “de prueba” de 1 año y 5 millones… y como no ha funcionado, le hemos firmado otro por 3 años y 5,5 anuales. Con un par. Entiendo la necesidad de contar con una presencia veterana en la unidad para que sirva de referente a los jóvenes. Pero aquí volvemos a encontrarnos con el viejo lema de que “más vale malo conocido”. Brown, aunque mejore su estado físico, no posee la habilidad necesaria para ser un jugador de 3 downs. Creo que había otras opciones más interesantes en el mercado. Y las sigue habiendo (Zach Brown especialmente, pero también Jamie Collins, por ejemplo).

 

Otro movimiento, o más concretamente la falta de él, ha sido no renovar a Vincent Rey. Estaba en su último año de contrato, y ya con 31 años, nos ha dado todo lo que tenía. Le recordaremos con un trabajador nato, pero hay que dejar paso a una nueva generación.

 

De los demás, el único interesante que termina contrato es Vigil, y tampoco ha hecho tantos méritos como para ganarse la renovación. Lo más prudente parece esperar a ver cómo se comporta esta temporada y después veremos.

 

El resto de la unidad la conforman Evans y Jefferson, aún con varios años por delante de sus contratos rookies, y los undrafted Bell, Worley y Nickerson. Escaso personal para encarar la temporada. Las bajas de Burfict y Rey no han sido cubiertas, lo cual hace prever que quizá no sólo uno, sino dos LBs puedan caer en el draft. A todo esto, hay que tener en cuenta las intenciones de Anarumo, quien igual con 5 LBs tiene suficiente si pretende jugar mucho tiempo en formaciones nickle con sólo 2 a la vez sobre el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.