Bengals 2018Draft 2019

Análisis 2018 y previsiones draft 2019: Linebackers

Te’Von Coney #4 (Notre Dame)

foto: Wix.com

 

Si en nuestra elección de 1ª ronda ya hubieran salido los dos anteriores, sería cuestión de reforzar otra posición (OT preferiblemente) y dejar el LB para más adelante, cuando sea razonable la ecuación ronda/calidad. Es decir, no “reachear” por un LB, pero tampoco podemos salir del 2º día sin uno. Quizá en 2ª ronda podría estar Mack Wilson, pero creo que me convencería más la lección de Coney en 3ª, dejando 2ª ronda para otra posición que también necesite ser reforzada (DT, por ejemplo).

 

Coney es un jugador por quien mostramos interés, ya que le entrevistamos en el Pro-Day de Notre Dame. En sus primeros años se forjó en equipos especiales, y ha ido mejorando año a año hasta convertirse en el indiscutible líder de su equipo, con una productividad espectacular (más de 100 placajes las das últimos temporadas).

 

Tiene un gran football-IQ. Es muy intuitivo ante la carrera (no tanto ante el pase). Es un placador muy duro. Físico en el contacto contra los bloqueadores. Se mueve bien entre el tráfico, pero sabe mantener cerrado su gap cuando es necesario. Como decía antes, reconoce enseguida la carrera, y se lanza raudo a detenerla… siempre que sea en línea recta, porque es lento de movimientos laterales y cambios de dirección.

 

Ha jugado como MLB en el esquema 4-2-5 que plantea su universidad y que probablemente nosotros empleemos con bastante frecuencia. Sus brazos son largos y sus manos sólidas, no suele fallar placajes. Muscularmente, está capacitado para jugar desde el primer día. Es el tipo de jugador que siempre está cerca de la jugada y no se rinde hasta que pita el árbitro.

 

En un poco pequeño para los estándares de la posición. Esto le penaliza en cobertura, donde además tiene problemas para interpretar las líneas de pase, especialmente cuando defiende en zona. No es un jugador muy atlético, y carece de la explosividad y fluidez recomendable. No destaca especialmente en el blitz. Posee una excelente capacidad de reacción que maquilla sus problemas de velocidad para cubrir mucho espacio. Es posible que en la NFL su papel quede reducido a LB de 2 downs.

 

Lo bueno: Empezó a jugar football a los 4 años. Vive para este deporte. Juega muy intenso los 60 minutos, y es un líder nato que puede incendiar la defensa.

Lo malo: Condenado a un año de libertad provisional tras un arresto por posesión de marihuana durante un control policial en 2016.

Proyección: Más que por sus problemas de conducta, puede hacerle caer posiciones el hecho de no ser un LB con una velocidad que le permita un amplio rango de lado a lado de la defensa, y su limitada competencia en el juego de pase. No obstante, en una promoción no muy cargada de talento, su pasión por el juego y dotes de liderazgo pueden hacerle salir en 3ª ronda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.