AnalisisDraft 2019

Análisis 2018 y previsiones draft 2019: OL-exterior

Foto: usctrojans.com

Chuma Edoga #70 (South California)

Sin embargo, también es posible que yo esté totalmente equivocado, que el staff técnico no vea la posición de OT como una prioridad, y que decidan esperar hasta tercera ronda (más ya me parecería excesivo) para acometer su refuerzo. A favor de esta estrategia, debo reconocer el hecho de que este año haya una promoción más extensa en offensive-tackles que en drafts precedentes. Como es obvio, cuanto más tarde se elija, menor calidad tendrá el escogido, pero ya sea el ejemplo anterior de Risner en 2ª, o por ejemplo, Edoga en 3ª, creo que existe la posibilidad de sacar partido de estos jugadores.

 

Salió de high-school como jugador de 5 estrellas, pero su impacto en college fue más lento del esperado, quizá como consecuencia de una serie de pequeñas lesiones que le impidieron tener continuidad. No ha conseguido ser titular hasta los últimos dos años, pero el pasado fue espectacular, sin permitir ni un solo sack. En su etapa universitaria ha participado en 34 encuentros, 16 de ellos como titular en el RT. Es un jugador que está levantando mucha expectación desde que fue galardonado como “Jugador de la Semana de prácticas” de la pasada Senior Bowl.

 

Lo más destacable de Edoga es que es muy atlético. Es inteligente, y tiene la agilidad y elasticidad para posicionarse óptimamente y conseguir ventaja frente a su par. Mueve bien los pies lateralmente, y posee la fuerza suficiente en sus largos brazos para dominar a su oponente. Mejor capacitado para ayudar a la carrera más que a proteger contra el pass-rush, sabe desenvolverse muy bien en espacios abiertos. Toma buenos ángulos, pero sufre para anclar su posición. También le falta determinación para terminar la jugada, y no conformarse con la “victoria” inicial.

 

Se le ha achacado falta de peso, por lo que algunos analistas consideraban que no podría ser OT en la NFL. Sin embargo, para la combine ha llegado con una corpulencia dentro de los estándares de la posición sin perder capacidad atlética. No obstante, es un jugador a quien todavía le falta dominar muchos apartados técnicos, como la posición de las manos. No está para jugar de forma inmediata, al menos como OT (podría empezar a foguearse como OG).

 

Lo bueno: Con sólo 21 años, tiene potencial para seguir mejorando. He leído en varios artículos que donde mejor encajaría sería precisamente en Bengals.

Lo malo: Temperamental, aunque dice que ha madurado, hace un par de años fue expulsado por empujar a un árbitro. Aunque por otra parte, no sé por qué incluyo esta anécdota en “lo malo”…

Proyección: Estaba proyectado como jugador de tercer día, pero su buena impresión en Senior Bowl y Combine han elevado su stock, y es muy posible que en función de los OTs que empiecen a salir en el draft, la única opción de conseguirle sea con nuestro pick#72 de 3ª ronda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.