AnalisisDraft 2019

Análisis 2018 y previsiones draft 2019: Wide-receivers

DRAFT

Deebo Samuel #1 (South Carolina)

Foto: Charlotte Observer

 

Deebo decir que no tenía claro a quien poner en primer lugar. En mi opinión, no buscaría receptor hasta el tercer día del draft (4ª ronda en adelante); pero con un cuerpo de entrenadores totalmente renovado, nadie sabe bien por dónde pueden tirar. Usando la lógica (si esto se puede aplicar a nuestro equipo), lo normal sería por tanto comenzar el análisis por jugadores “de menor nivel”, pero me deebo a mis lectores, así que lo empezaré por uno “bueno”.

 

Samuel es un jugador muy versátil. Aunque probablemente en la NFL sólo pueda ser WR de slot, tiene experiencia también saliendo por el exterior, lo cual nos viene muy bien, porque así podríamos utilizarle en diversas posiciones. Digo lo anterior porque no es un receptor muy grande, pero está muy musculado y es engañosamente fuerte. Probablemente pierda la batalla en balones divididos contra cornerbacks más físicos, pero ante CB-slots tiene evidente ventaja.

 

Otro factor para sobreponerse a esta supuesta falta de cuerpo es su aceleración en los primeros metros. Una vez gana la posición a su par, ya le resulta imposible recuperar. Pero éste no es ni mucho menos el único recurso que dispone para ganar separación. Tiene un excelente juego de caderas para despistar a su marcador, lo que sumado a la precisión de las rutas, le permite llegar con clara ventaja al punto de encuentro con el balón.

 

Aquí puede venir su principal defecto, que sea el de no tener las mejores manos del draft. Algunos drops y un reducido radio de atrapada limitan su producción. Sin embargo, utiliza bien su cuerpo para adaptarse al pase y no rehúye el contacto. Y si consigue hacerse con el oval, adiós. Es muy duro y competitivo, no es fácil derribarle. Eso si logran atraparle, porque entre su visión y velocidad, sabe buscarse los huecos para avanzar mucho terreno tras la recepción.

 

Es un jugador muy explosivo, ágil y con potentes cambios de ritmo para dejar atrás a sus perseguidores. Es, por lo tanto, un excelente retornador, lo que siempre es un plus. Puede dinamizar una ofensiva no sólo recibiendo, sino saliendo con el balón desde el backfield. Un auténtico generador de big-plays. Quizá no sea la mejor amenaza profunda (tampoco Dalton es el mejor pasador profundo), pero con el oval en sus manos es muy peligroso.

 

Lo bueno: Deebo señalar que su nombre real es Tyshun. Lo de “Deebo” es un mote que le puso su padre porque era un bravucón, como un personaje de televisión que se llamaba así. Este carácter lo traslada al campo, donde lucha cada snap como si fuera el último del partido, y no cesa hasta que pita el árbitro (todo lo contrario que Ross, vamos).

Lo malo: Se partió la pierna en 2017, cuando estaba en plena forma. Las dos temporadas anteriores también terminaron abruptamente por sendas lesiones. Deebo reconocer que tiene un grave problema de durabilidad.

Proyección: Va a salir elegido el segundo día. Sólo me lo pensaría si llega a nuestro pick#72 de 3ª ronda y los técnicos piensen que sea la mejor opción disponible.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.