Bengals 2021Draft 2021

Análisis 2020 y previsiones draft 2021: OL-interior

Una vez analizado el exterior de la línea ofensiva toca mirar el interior. Buena parte de las anteriores conclusiones son extrapolables. La falta de calidad de sus componentes fue un mal endémico, ya anunciado desde antes de comenzar a volar el oval. Por desgracia, los peores presagios se confirmaron de la forma más cruel: la lesión de Burrow estuvo provocada por el derrumbe del interior de la OL.

Lo esquemas zonales de Turner nunca llegaron a funcionar. Los RBs en ningún momento encontraron huecos por los que penetrar. En el juego de pase, la presión interior forzaba a Burrow a tener que improvisar saliendo en scrambles. Las jugadas ordenadas necesitaban para desarrollarse un tiempo que la OL no podía a ofrecer a Burrow, quien se comía sacks uno detrás de otro. Tan patética como la calidad de los titulares era la pobre respuesta que se daba desde el banquillo. Triste ejemplo de la combinación entre pésima planificación y deficiente preparación.

 

Resumen 2020

La lesión de Burrow fue un desgraciado accidente, que quizá se podría haber evitado con un mejor interior de la línea ofensiva (foto de Al Drago para AP Photo)

El año comenzaba con un cambio de cromos. Dejábamos marchar a Miller y fichábamos a Su’a-Filo. Tanto daba uno que otro. Ninguno de estos guards tiene estatus de titular en prácticamente ningún equipo de la liga. En el draft, como decíamos, desprecio total hacia la posición, salvo considerar que Adeniji pudiese desempañar en algún momento esta función.

La particular pretemporada sin partidos confirmó lo que sospechábamos: Price es un bust, cuya única utilidad pasa por ser suplente. Muy poco para un jugador escogido en primera ronda. Hopkins se confirmó como titular, flanqueado por Su’a-Filo a la derecha y Jordan a la izquierda. El trío duró poco. Su’a-Filo se lesiona el primer partido, dando origen a un carrusel de jugadores en la posición de RG. Primero es Johnson quien demuestra su incompetencia al extremo de tener que recuperar al infame Redmond, a quien habíamos cortado.

La caída libre es de tal intensidad que obliga a reaccionar a la directiva. En el traspaso forzado de Dunlap a Seattle pedimos a cambio un OG, Finney, que apenas jugó un puñado de snaps en un partido por emergencia. Esa misma semana fichamos a Spain, quien el pobre tuvo que jugar en 3 posiciones diferentes en semanas consecutivas como consecuencia de las lesiones de sus compañeros, y que, para lo que podía haber sido, realizó un papel más que digno.

Pero llegamos a la dramática jornada del 22 de Noviembre donde en una acción desafortunada, Burrow cae lesionado. La responsabilidad parece recaer sobre Jordan, quien por otra parte, tampoco estaba evolucionando como hubiésemos deseado. Cuando se recupera Su’a-Filo, es él quien se alinea como LG, dejando para Spain el RG. La presencia de estos dos veteranos ciertamente solidifica el interior de la OL, que juega sus mejores partidos.

Pero como somos los Bengals y nunca puede haber alegría completa, en el último e intrascendente partido contra Ravens se lesiona de gravedad Hopkins. Lo bueno es que dicen que podrá estar para el primer partido de 2021. Lo malo es que quien lo dice es nuestro equipo médico, que ya sabemos cómo falla en estas predicciones.

 

Agencia Libre

Joe Thuney es el jugador más deseado por la afición bengalí para reforzar el interior de la línea ofensiva… si la directiva está dispuesta a gastar el dinero que merece (foto: www.stripehype.com)

Como muchos imaginábamos ya desde el momento de su adquisición, Finney no continuará para 2021. Su contrato ha sido “Finneyquitado” (© Xevi Humà). Esto implica que el personal que tenemos ahora mismo es Hopkins (lesionado), Price (fracasado), Su’a-Filo (contrato desproporcionado) y Jordan (decepcionante regresión), ya que Spain es agente libre, y Adeniji no sé si pretenden formarle como guard o como tackle (suplente, en todo caso). Si miráis en el roster hay más, pero son jugadores de practice squad de relleno. Poco para 3 plazas de titular más los necesarios relevos.

Si dejamos a Hopkins como center, y Price como su segundo, debemos centrarnos en las posiciones de guard (Price también ha actuado ahí en emergencia, pero con escaso rendimiento). La calidad de Su’a-Filo apenas alcanza para titular, pero por su sueldo, podemos asegurar que su plaza está garantiza, ya sea LG o RG. Por lo tanto, necesitamos un jugador (preferentemente veterano) que ocupe la otra plaza vacante de guardia titular.

Este hueco lo podemos cubrir de dos formas. Una sería fichando un RT de calidad, y pasando a Hart al RG. No es la opción que más me emociona, pero podría ser un plan de contingencia en espera de que nos llegue Sewell en el draft y así darle la patada definitiva al impresentable de Bobby. Otra, por supuesto, fichando un OG de garantía. Aquí ya tenemos varias alternativas, más que en el caso del OT.

Sin duda, el preferido sería Thuney. Natural de Ohio, tendría el Paul Brown Stadium a tiro de piedra desde su casa. Pero más que eso, daría un salto cualitativo tremendo a nuestra línea, y con su fichaje, la directiva mandaría un mensaje alto y claro de querer ir a por todas. Todo lo contrario que renovando a Spain, que dentro de que no lo hizo mal, volveríamos a indicar que nos conformamos con cumplir el papel de comparsa sin ambición para el campeonato.

Otras alternativas más baratas al ex de Patriots sería esperar a los cortes de otros equipos. Gabe Jackson ya está libre, así como nuestro recordado Zeitler (Giants necesitaba recortar los 12 millones que impactaba contra el cap, lo que complicaba su traspaso, así que acabó cortándole). Incluso Withworth, ya en la etapa final de su carrera, podría rememorar sus orígenes como OG. Proteger a otro “tiger” como él, y finalizar su carrera donde la comenzó, podría ser un gran aliciente para él, y una inyección de liderazgo para nuestra unidad.

 

Draft

Pongámonos en la desagradable situación en la cual no hemos reforzado la línea ofensiva en la agencia libre. No nos queda otra solución que hacerlo en el draft, por lo que suelten después el resto de equipos no serán más que desechos. Sin embargo, en mi opinión, dadas las carencias del equipo en otras áreas (línea defensiva, secundaria, receptores, etc.) considero que deberíamos esperar al tercer día para fijarnos en el interior de la OL. Por esa razón, los nombres que cito a continuación son jugadores que puedan caer de 4ª ronda en adelante.

Ben Cleveland #74 (Georgia)

Los jugadores de Georgia suelen darnos buen resultado

 

Empecemos por este chico con apellido de rival divisional. Benjamin Keith Cleveland, georgiano de Toccoa, es un redshirt senior (es decir, que pasó el máximo posible en la universidad) donde destacó, especialmente el último año, siempre como right guard. Lo primero que destaca de él es su inmensidad. Tiene un tamaño prototípico… de offensive tackle! Imaginaos lo que alguien de su tamaño puede hacer en el interior.

Os preguntaréis entonces por qué juega en el interior. La clave es su falta de movilidad. No es mal atleta, pero carece de la agilidad necesaria para jugar convincentemente por fuera. Eso sí, es una fuerza bruta, un tipo que no rehúye el contacto y lo mantiene hasta el final de la jugada. Es muy poderoso, no se deja “bullrushear” por nadie, pero sobre todo es inteligente. Su buena técnica y juego de manos le permite anticiparse a su par.

Aunque se planta bien en el suelo, a veces pierde el balance. Como bloqueador para la carrera es bueno si se le pide ir hacia adelante por potencia, pero cuando se le demanda habilidad para moverse de lado, muestras sus deficiencias. Su primer golpe es brutal, pero como pierda el contacto con el defensor, tiene problemas para recuperar la posición.

Tiene mucha experiencia a sus espaldas. Ha jugado en una línea, la de los Bulldogs, de las mejor entrenadas del país. No siendo un jugador de los que brille especialmente durante los partidos, es muy sólido, y de los pocos que, proyectados para la zona media del draft, puede acabar teniendo una larga trayectoria en la NFL como titular.

Lo bueno: Aparte de lo evidente, su poblada barba, es un factor destacable de su personalidad el extraordinario buen gusto para el calzado:

(foto de Chip Towers para DawgNation)

 

Lo malo: Una pequeña lesión en la Senior Bowl le impidió competir con los mejores OG de la promoción. Debe contenerse en redes sociales, ya que tuvo que borrar una entrada de instagram donde criticaba las protestas contra el racismo policial.

Proyección: Como cualquier otra posición, siempre es difícil valorar dónde acabará saliendo cada jugador. De pronto surge la locura por jugadores de línea y empiezan a salir como churros antes de donde deberían. En mi opinión, Cleveland se encuentra en un punto entre 3ª y 4ª ronda. Antes sería precipitado, después un robo.

 

Tommy Kraemer #78 (Notre Dame)

Reclutado por los Irish como 5 estrellas al salir del instituto (top-10 nacional), tras un año como redshirt se alzó con la titularidad en el RT para en las campañas sucesivas pasar al RG. Su participación (38 titularidades) fue factor decisivo para considerar a la de Notre Dame una de las mejores líneas ofensivas en college en los últimos años. Posee por tanto una gran experiencia en una unidad orientada al estilo de juego profesional.

Estamos ante un jugador muy grande y físico. Sus largos brazos le convierten prácticamente en infranqueable por el interior de la OL. Genera una insuperable potencia en el primer contacto con sus manos. Su capacidad para anclarse, y el pundonor que demuestra en cada duelo, hacen que sea casi imposible superarle por fuerza. Es una presencia imponente en el interior de la línea, capaz de desplazar defensores para abrir paso al corredor.

Sin embargo, esta misma fortaleza que exhibe para defender su gap juega en su contra cuando debe moverse de forma lateral. Pies de plomo con escasa agilidad para recuperar posición. Su mejor carta es la contundencia inicial, pero después de ahí, sufre por una deficiente técnica de manos. Conoce bien el juego, pero no es tan buen atleta como para pedirle que suba al segundo nivel, que cambie de dirección en pulls, etc. Aunque fuese tackle en sus inicios, su papel en la NFL está limitado al guardia derecho.

Pero precisamente ahí es donde podemos tener un hueco para él, aunque por sus características tendría difícil encajar de principio en una línea con conceptos zonales, como está siendo la nuestra. No obstante, bien escoltado por buenos center y right-tackle, se minimizarían sus defectos y podría lucir sus virtudes, convirtiéndose en un aceptable titular. Y si no, un fiable reemplazo.

Lo bueno: Es nativo de Cincinnati. No tengo nada más que añadir, señoría.

Lo malo: Una lesión en la rodilla le hizo perderse media temporada 2019.

Proyección: No me quiero engañar. Estos análisis los vais a leer 4. Así que puedo decir lo que sea, que mi prestigio en la comunidad NFL, si tuviese alguno, no se verá empañado. Voy a pronosticar que saldrá en 5ª ronda.

 

Drake Jackson #52 (Kentucky)

Mucho nos estamos centramos en la posición de guardia, pero ¿qué pasa con el center? Deberíamos recordar que Price termina contrato en 2021 (está claro que no vamos a ejercer la opción del 5º año sobre él) y Hopkins, a expensas de cómo vuelva de su lesión, acabará contrato en 2022 con 30 años. No vamos a tardar mucho en necesitar un recambio en esta posición tan fundamental para la línea ofensiva. Quizá no estaría del todo mal empezar a ir formando ya a alguien de cara al futuro.

Para hacerlo, quizá no haya que irse muy lejos. A la universidad de Kentucky, tan próxima a Cincinnati. Ahí tenemos a Jackson, un redshirt senior con 47 partidos colegiales y 44 titularidades consecutivas a sus espaldas, elegido para el equipo All-Pro de la conferencia SEC.

Al contrario que los jugadores anteriormente analizados, no estamos ante un bulldozer. Va justito contra NT poderosos, y en la NFL se va a encontrar a los mejores. No debemos esperar que mueva a nadie por fuerza. Tiene un gran arranque, y buenos recursos para competir en la trinchera; aunque si la batalla se prolonga, su físico reducido queda en evidencia.

No obstante, donde no llega por potencia lo hace por habilidad. Es muy fluido en sus movimientos laterales, lo que le permite corregir su posición para defender el pase. Posee unos pies ágiles y rodillas flexibles para recuperar rápidamente el balance, o acudir en ayuda de sus guardias. También es capaz de subir con determinación al segundo nivel para ayudar en la carrera. Es un center que encajaría perfectamente en nuestros esquemas zonales.

En definitiva, los adjetivos inteligente, atlético, competidor, sólido, generoso y experimentado se le pueden aplicar perfectamente a Jackson, uno de los centers más consistentes de la promoción.

Lo bueno: Destacado contribuyente a causas humanitarias, encajaría perfectamente en el estilo que Taylor pretende imponer en el vestuario.

Lo malo: Cero versatilidad. Center o nada. Se vio superado en algunos ejercicios durante la Senior Bowl por jugadores de supuesto menor nivel.

Proyección: Lo veo un jugador de mediado del tercer día. Quizá es posible que cayese a nuestra elección de 6ª ronda.

 

Otros nombres de interés

Alijah Vera-Tucker #76 (USC)

Aunque alineado como left-tackle en los Trojans, se proyecta como LG en los profesionales. Extraordinaria movilidad, sobre todo lateralmente, para el juego de pase. Gran balance. Muy competitivo en el juego de carrera. Perfecto para esquemas de bloqueos zonales como el nuestro. Se proyecta para 1ª ronda. ¿Por qué entonces aparece aquí? Pues por si hiciésemos un trade-down y al elegir más tarde pudiésemos considerar su adquisición. ¡Qué demonios! Ni yo mismo me creo esta posibilidad, pero ya me conocéis, no me puedo resistir ante un apellido compuesto.

 

David Moore #60 (Grambling State)

Cada año me sorprendo descubriendo nuevas universidades y este año ha sido la de Grambling State, que por cierto, comparten con nosotros su símbolo (son los “Tigers”). Aunque proviene de un nivel competitivo menor, su constitución física no tiene nada que envidiar a la de los mejores guardias de la promoción. Es una pequeña roca este chico nacido en Little Rock (Ark.). Muy agresivo en el juego de carrera, y lo suficientemente atlético para desenvolverse bien en el de pase. Se le proyecta para 5ª ronda, pero no se espera que pueda aportar en profesionales hasta su segundo o tercer año.

 

Sadarius Hutcherson #50 (South Carolina)

En una sección donde aparecen los nombres más destacados, no podía faltar Sadarius Martese Hutcherson. Un jugador con amplia experiencia en ambos guards, así como en el OT. Poderoso bloqueador y atlético en sus movimientos protegiendo el pase. A veces tiene problemas para mantener el balance y con su técnica de manos. Podría salir en 5ª ronda, pero si cae a 6ª sería para pensárselo.

 

Trey Hill #55 (Georgia)

Si no cuaja la opción Jackson para el center, una alternativa podría ser Hill. Un jugador contundente y con un excelente control de su cuerpo, aunque con limitada movilidad y deficiente juego de pies. Posee experiencia tanto en el puesto de center como en el guardia. Podríamos cubrir con uno solo dos posiciones… de banquillo, porque en principio no apunta mucho más alto. Se perdió los últimos partidos de 2020 por una lesión de rodilla, lo que podría hacer bajar su stock hasta 7ª ronda.

 

Taaga Tuulima #63 (Hawaii)

Entramos ya en el mundo de los undrafted, pero a este chico de nombre tan característico no podía dejarlo pasar. Físico y temperamental, este center fue pieza clave en una OL que cuajó excelentes resultados en su etapa colegial. Duro y competitivo en el juego terrestre, y con aceptable juego de manos en el de pase. Muy consistente, pero pequeño para la NFL, y le falta capacidad atlética para compensarlo. Su única opción de hacer carrera en la NFL sería impresionar en algún training-camp como undrafted y encontrar hueco en un practice squad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.