Bengals 2019Draft 2019

Analisis del draft 2019

Ha pasado ya algún tiempo desde el draft. Hemos tenido tiempo de comerlo, masticarlo, digerirlo, y asimilarlo. Ahora toca… analizarlo. Para un equipo como el nuestro, que desprecia con absoluta soberbia la agencia libre, el draft representa la única forma de mejora no ya para el próximo año, sino para los venideros. Un buen draft (como el de 2011) nos pone en disposición de ser contendientes. Uno malo (como el de 2015) nos hunde en la miseria por años.

 

Además, este año es el primero de Taylor al frente de la dirección técnica del equipo. Aunque ya sabemos que las decisiones finales se toman en las oficinas de los Brown, es indudable que su opinión habrá tenido mucho peso en las elecciones finalmente seleccionadas. No sólo son los jugadores que el cuerpo de entrenadores han querido, sino que de ellos depende sacarles el máximo rendimiento y, en la medida de lo razonable, en el menor tiempo posible. Salvo contadas excepciones, nuestros rookies no solían contar con muchas oportunidades. Esperemos que el anunciado “New Dey” se empiece a aplicar en el sentido de poner en el campo a quien más lo merezca, independientemente de su edad o años de permanencia en el club.

 

A la hora de examinar una promoción colegial, debemos analizarla desde diferentes puntos de vista. No sólo se trata de quiénes hemos escogido, sino a cambio de qué, y a quiénes hemos dejado pasar. Y aparte de su valía como jugadores, por supuesto considerar su encaje dentro de la plantilla, desde los apartados técnico, táctico y personal. Para tratar de equilibrar las valoraciones de los picks, he intentado dejar aparte las cualidades de cada jugador (obviamente, la calidad de los elegidos en rondas altas es mayor) para centrarme en el acierto o despropósito de la elección en sí misma,

 

Hace unos cuantos años me inventé una puntuación para valorar los picks del draft. Hoy la vuelvo a utilizar, recordando una vez más que es simplemente una impresión personal, y que me parece del todo ridículo dar notas a algo en lo que uno es un absoluto ignorante, y en especial, sobre chicos que nadie tiene la más mínima idea sobre qué acabarán siendo.

 

Necesidad: 2 puntos si era necesario. 0 puntos si no hacía falta.

Valor: 2 puntos si es un “robo”. 0 puntos si es un “reach”.

Alternativa: 2 puntos si era el mejor entre los de su posición. 0 puntos si había otros mejor valorados.

Oportunidad: 2 puntos si era la mejor opción. 0 puntos si había otras mejores.

Intangibles: 2 puntos si es un chico ejemplar. 0 puntos si es un “gangsta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.