Bengals 2018Draft 2018

Análisis Draft 2018

2ª Ronda, pick#54: Jessie Bates III (Safety, Wake Forest)

Como algunos de vosotros, yo esperaba aquí en 2ª ronda un Offensive-Tackle. Los experimentos de Fisher y Ogbuehi han fracasado, sobre Cordy Glenn surgen dudas acerca de su durabilidad, no tenemos realmente plan “B”… ¡qué os voy a contar! Sin embargo, también sospechábamos que, estrenando nuevo coordinador defensivo, se iba a tener con él la deferencia de dejarle elegir algún jugador en una ronda alta.

 

Como comentábamos en su artículo correspondiente, la de safety era probablemente la necesidad más clara del apartado defensivo. Los infructuosos intentos de contratación de Kurt Coleman y Eric Reid así lo evidenciaban. Sin embargo, en el momento de la elección, dio la impresión que Justin, el hermano de Reid, no les convencía, por la razón que fuese (quizá la demanda interpuesta por Eric contra el club por su exclusión por motivos políticos). Por lo tanto, aceptaron la oferta de bajar posiciones de Chiefs para así subir en 3ª, conscientes de que más abajo debería seguir estando disponible Bates, que era el jugador que querían.

 

Aunque pueda parecer sorprendente la elección de un jugador procedente de Wake Forest, lo cierto es que estaba muy bien valorado por todos los analistas, especialmente por su inteligencia sobre el campo. Es un jugador que entiende muy bien el juego y sabe anticiparse a las jugadas, no dejándose engañar por los quarterbacks. Esto le convierte muy fiable en cobertura (yo le veo más como free), aunque es decidido golpeador cerca del box. Es un jugador rápido, pero más importante que su velocidad me parece su fluidez. Se mueve muy bien por el terreno de juego, pasando del backpedal a correr, o girándose para cambiar de dirección. Es capaz de cubrir una zona muy amplia del campo.

 

Esta virtud la combina con una excelente habilidad con las manos, ya sea para deflectar pases o hacerse con intercepciones, una de las principales lagunas del equipo en los últimos años (básicamente, desde que dejamos ir a Nelson). Lo puedo imaginar perfectamente en jugadas de pase como 5º defensive-back, cubriendo una zona del campo, Iloka la otra, y dejando a Williams más arriba, liberado de tareas de cobertura. Hay que tener en cuenta que una de las principales carencias de Bates es precisamente su capacidad de placaje en campo abierto, donde su inconsistente físico le penaliza, dejando escapar al portador del oval sin derribarle totalmente en demasiadas ocasiones.

 

Aparte de peso y contundencia, deberá ganar experiencia (sólo 2 años de titularidad completa en college), por lo que en principio creo que su acción se verá limitada a equipos especiales y participación muy puntual. A pesar del talento demostrado en los primeros entrenamientos como retornador, no creo que le vayamos a utilizar en esta faceta (sobre todo, tras draftear los cornerbacks de los que hablaremos después). Apenas tiene 21 años, por lo que es un chico con todavía mucha proyección.

 

Necesidad: 2. Por mucho que haya a quienes les sorprenda, para mí, la necesidad de incorporar otro safety era primordial. Dejamos escapar estúpidamente a Derron Smith, Fajedelem no me aporta nada de tranquilidad (en defensa), y Wilson es todavía una incógnita (aunque tampoco espero mucho de él, sobre todo en defensa). Si Bates mejora la defensa contra la carrera, podría incluso desplazar a Williams de la titularidad.

Valor: 2. No sólo entro a valorar aquí el hecho de haber escogido a Bates en una posición (mitad de 2ª ronda) que rondaba bastante lo que los expertos pronosticaban para él, sino el hecho de hacerlo consiguiendo además subir posiciones en 3ª ronda.

Alternativa: 1. Estando todavía disponible Justin Reid, quizá se podría discutir si Bates era el mejor safety disponible (A Harrison, el de Alabama, no lo consideraba mejor). Un 1 está bien.

Oportunidad: 0. Lo siento pero aquí debo ser inflexible con el asunto del OT. A estas alturas todavía quedaban jugadores (Williams si no hubiésemos bajado, Rankin, o a las malas incluso Brown) que nos hubieran servido en la posición de RT, donde ni tenemos a nadie de garantía ahora, ni menos el año que viene cuando Fisher y Ogbuehi terminen contrato. Otras opciones sobre la mesa podrían haber sido Hill (NT) o Goedert (TE), en posiciones que tampoco nos vendrían mal algo de ayuda.

Intangibles: 1. El chico es un gran estudioso del juego. De los que se pasa las horas muertas analizando videos del rival. Su pasión y disposición está fuera de toda duda. Hasta qué punto podrá transmitir estos valores a sus compañeros está por ver. Una pequeña lesión que le hizo perderse 2 partidos no es la mejor presentación para un jugador que viene a cubrir a jugadores que también suelen perderse varios encuentros por este motivo.

 

Nota final: 6 sobre 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.