Batallas de Training-Camp 2018

La próxima semana darán comienzo los entrenamientos de verano, los esperados “trainingcamp”, que de manera oficiosa, inician la temporada 2018. Como cada año, serán numerosas y cruentas las “batallas” para conseguir el anhelado hueco entre los 53 supervivientes finales; y los más afortunados o triunfantes, entre los 11 titulares en ataque o defensa. El primer enemigo es el propio compañero. Veamos brevemente cuáles pueden ser, a priori, las más interesantes o competidas.

Barkley contra Driskel por el puesto de QB2.

El de USC parte con la ventaja de haber sido una petición expresa de Lazor, el coordinador ofensivo que ya le tuvo a sus órdenes en su temporada rookie en Eagles cuando él era entrenador de QBs. Por otra parte, comparte con Dalton entrenamientos de verano con el “gurú” Tom House desde hace varios años. Además, Lazor incorporará este año una nueva denominación de jugadas, rutas, etc., con la que ya está familiarizado Barkley. Todos estos factores apuntan a que parta como favorito en esta competición.

 

Sin embargo, en los entrenamientos voluntarios del mes pasado no se mostró demasiado certero, lanzando excesivas intercepciones para tan suaves sesiones. Pese a ser un QB de quien se esperaba mucho saliendo de college, su carrera ha sido bastante mediocre. Aun así, cuenta con una experiencia de la que carece su competidor.

 

La mayor virtud de Driskel puede ser su habilidad como “dual-threat”, aportando una amenaza corriendo con el balón de la que carecen el resto de QBs en plantilla. Recordemos que pese a no jugar apenas nada más que intrascendentes segundas partes de pretemporada, Lewis siempre ha conservado un puesto en el roster principal para él, evitando dejarle al alcance del resto de equipos desde el practice-squad, incluso cuando ha estado lesionado.

 

En mi opinión, quien acabará ganando el puesto de QB2 será Barkley, lo merezca o no. Ya sabemos cómo suelen tratar nuestros técnicos los casos de jerarquías de veteranos, y lo que les cuesta cortar a un jugador fichado en el mismo año, además, con 2 de contrato. Quizá la clave será saber si mantendremos 3 plazas en el roster final para QBs (en mi opinión, un grave error, porque debilitaría otras posiciones). Al novato Woodhead no le doy la más mínima posibilidad, salvo la de pelear por entrar en el equipo de prácticas, y no solamente por su reciente encontronazo con la ley.

 

Sea como sea, creo que de cualquier forma perdemos como equipo. Para mí, Dalton está demasiado “cómodo” en su situación de QB indiscutido de la plantilla, y un poco de competencia REAL no le vendría nada mal.

 

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *