AnalisisBengals 2017

Bengals 20 – Bills 16

NO ME GUSTÓ

Lesiones

Obviamente, lo peor de este deporte es que un jugador deba abandonar el campo dolorido. Ya sabemos que es un factor intrínseco a esta actividad de intenso contacto físico, pero no por ello es menos lamentable que ocurra. El domingo perdimos al poco de empezar a Kirkpatrick con una lesión de hombro. El propio cornerback dice que está bien, pero ya le he visto lesionado demasiadas veces como para desconfiar de su criterio. No tardó en acompañarle Adam Jones, a quien su pundonor le hizo regresar, para volver a dolerse y tener que dejar el partido definitivamente. Por fortuna, la posición de CB es una de las que mejor cubierta tenemos en la plantilla (nuestras primeras rondas nos ha costado), y pudimos recomponer la secundaria.

 

La peor parte parece que se la llevó Boyd. El WR sufrió una lesión en la rodilla y rápidamente los médicos le diagnosticaron “OUT” para el encuentro, lo que nunca es buena señal. Desde el club ya han anunciado que se perderá unas pocas semanas, lo que traducido significa más de un mes probablemente. En el mismo caso anterior, es una posición bien cubierta, sobre todo si se recupera Ross. Definitivamente, una semana para olvidar para Boyd tras conocerse su implicación en un turbulento caso de tráfico de drogas.

 

Otro que se retiró lastimado fue Dalton. En la 2ª parte lució un fuerte vendaje en su pie izquierdo. Probablemente no sea nada, pero habrá que seguir su evolución porque su presencia en el siguiente partido contra los Steelers es fundamental.

 

 

Juego de carrera

Los Bills tienen una defensa contra la carrera muy rocosa. Pero esta misma definición se puede aplicar a otros tantos equipos contra quienes nos debemos enfrentar. Debemos solucionar este problema porque no siempre podemos depender de que Dalton lance 36 veces. 2,4 yardas de promedio por carrera intentada es ridículo. Sobre todo, teniendo probablemente la mejor tripleta de runningbacks de la NFL. Es necesario mejorar sustancialmente este apartado, tanto por parte de corredores y bloqueadores, como por los técnicos.

 

 

Secundaria

Sobreponerse a la tempranera lesión de los titulares es complicado. Aun así, los suplentes hicieron un gran papel. Me gustó Dennard. También Fejedelem, quien cada vez tiene más peso en el equipo. Dejamos a Buffalo en un triste 33% (6 de 18) en conversiones de tercer down. Y si a alguien hay que atribuir el mérito de cerrar el encuentro es a Iloka por su intercepción. Entonces, ¿por qué están en el capítulo de lo negativo?

 

Creo que a ninguno de los que vimos el partido se nos escapa que con unos mejores receptores (y quizá un pasador sólo un poquito más acertado), los Bills nos hubieran hecho mucho más daño. Relativo mérito tiene frenar a WRs y TE suplentes por lesiones de los habituales. A Shaw se le escapó un par de veces su par, especialmente sangrante en la jugada del TD de BUF (¡que era Tate, macho!). Jackson tuvo que volver a recurrir al agarrón cuando también se le iba el suyo. Shawn Williams besó el suelo cuando entraba a un blitz. Será porque espero mucho de esta unidad, pero para el próximo día hay que mejorar bastante, que los Steelers no se van a cortar un pelo en probarnos en todo lo largo del campo.

 

 

Cobertura de retornos

No aprovechamos las buenas patadas de Huber y dejamos espacios para que Tate (¡¡¡Tate!!!) nos retornase 40 yardas. Además, de nuevo las penalizaciones nos ponen en situaciones comprometidas. Creo que Simmons debe leerles la cartilla a sus jugadores porque en partidos tan igualados, cualquier detalle es fundamental.

 

 

Algunas jugadas ordenadas desde la banda que ay, ay, ay

  • Que alguien me explique por qué, en una jugada de 3ª y 2 yardas, Dalton hace un pitch hacia Bernard para llevar más atrás todavía el balón, en vez de embestir con todo.

 

  • Me pregunto si algún técnico ha visto a los Bills este año. Es una defensa demasiado disciplinada como para caer en el engaño de un doble reverse. Además, esta jugada es efectiva cuando has conseguido mover antes a la defensa, sino, el corredor se precipita directamente en sus brazos.

 

  • Aún no me he repuesto del soponcio que me produjo un shovel pass, ahí, en medio de todo el tráfico, en el último drive, ya en field-goal range, cuando perder el balón hubiera sido catastrófico.

 

  • A 11:46 del final, 4 arriba, y en vez de consumir cuanto más tiempo mejor, salimos en formación de backfield vacío para un 3 y fuera, dos de ellos pases incompletos. 1 minuto. Eso es lo que nos comimos de reloj. Lamentable.

 

 

Para no extenderme demasiado, os dejo ya las cagadas por las que podéis votar esta semana:

 

Carl Lawson por: “Me lo estoy pasando tan bien defendiendo que he hecho la falta para seguir en el campo un poco de tiempo más”.

T.J. Johnson por: “Esta vez no he sido yo el que ha metido la pata, sino Dalton debajo de mi pie”.

A.J. Green por: “He hecho lo bueno y lo malo. Soy como el doctor Jekyll y Micah Hyde”.

Josh Shaw por: “No lo entiendo, cuando Tate jugaba aquí no hacía falta marcarle encima, era incapaz de coger ni un resfriado”.

Cethan Carter por: “¿Cómo me podría imaginar que me la iban a pasar a mí, al nuevo, al último en llegar? Eso se avisa, hombre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.