AnalisisBengals 2017

Bengals 20 – Steelers 23

NO ME GUSTÓ:

Arbitraje

Vaya por delante que si nosotros hacemos bien las cosas (TD regalado a Bell, drops de la 2ª mitad, etc.), su pésima labor no hubiera sido suficiente para derrotarnos. Tampoco voy a pensar en conspiraciones para que Steelers y Patriots avancen en la competición; pero un hecho innegable, en todos los deportes, es la tendencia a favorecer al más fuerte. Nos pasa a nosotros cuando jugamos contra Browns, y a los Steelers cuando lo hacen contra nosotros. Una diferencia de casi el doble de faltas (7 frente 13), traducidas en casi el triple de yardas de penalización (66 frente a 173, record de la franquicia) no es ni medio normal en un partido tan disputado por ambas partes.

 

La explicación, obviamente está en el criterio. No voy a reclamar si el agarrón de Gio es suficiente como para pitar holding en esa jugada, y no en las otras cien del partido. Voy a la rigurosidad con que pitan las interferencias de pase a Kirkpatrick, cómo se hacen los ciegos ante un claro bloqueo por la espalda a Dunlap que termina en primer down, con qué generosidad dan primer down en el slide de Roethlisberger cuando estaba muy justo, el delay of game que se comen, la violencia innecesaria pitada sobre Atkins cuando Big Ben ya estaba corriendo fuera del pocket y no le defienden las mismas prebendas… Y sobre todo, voy a la jugada de Smith-Schuster contra Burfict y el taunting posterior. El árbitro anula una de las faltas cuando no debería haberlo hecho ya que no son simultáneas: la primera es con la jugada “viva”, y la otra es a jugada “muerta”. Dos situaciones, dos faltas, dos penalizaciones. Recordad el famoso wildcard de 2015: falta personal a Burfict y después a Pacman, ambas contabilizadas. Deberían haber sido 30 yardas de castigo y jugador expulsado por 2 sanciones graves. Es decir, 2ª y 31 en vez de 2ª y 16 en el drive donde consiguen el TD del empate.

 

 

Dre Kirkpatrick

Quemado una y otra vez. Falta de velocidad, de ball-skills, de visión… un absoluto desastre. Todo un chollo para Roethlisberger que siempre le buscaba a él, ya fuera con Brown o con Bryant. Tan malo como eso fue que desde la banda no se pusiera remedio, dejando a Jackson en permanencia con Antonio Brown (0 recepciones cuando le cubría) o haber puesto a Iloka más cerca de él. Nuestro millonario CB está en un evidente bajón de juego y no merece ser titular por más tiempo. Pero claro, estas cosas no pasan en nuestro club.

 

 

George Iloka

Aún no sé qué demonios le pasó por la cabeza. No sé qué tipo de cuentas pendientes tiene con Brown que se olvida por completo del balón en una fácil intercepción sólo por el gusto de meterle un viaje (en un drive que nos costó 3 puntos). Tampoco entiendo a cuento de qué vino el golpe criminal al mismo Brown en el TD que acababa de anotar, cuando más efectivo hubiera sido dirigir su energía al brazo por si soltaba el balón y se anulaba la anotación. Un completo idiota. Más vale que use el calentón que sin duda llevaría para patrullar mejor la zona intermedia donde una vez más nos hicieron lo que les dio la gana. Le han conmutado la sanción de un partido por una multa (no nos viene mal porque vamos cortísimos de safeties para el domingo), pero se merece quedarse sin jugar.

 

 

Jordan Evans

La jugada ridícula del año, no del equipo, de toda la competición. Es un jugador que todavía está muy verde para la NFL, pero su error no empujando a Bell fuera del campo es imperdonable (y la actitud pasiva de Jackson tampoco tiene disculpa). Ser profesional pasa por no cometer estos fallos infantiles.

 

 

Entrenadores en la 2º mitad

Lo de no ajustar en las segundas partes, y que los rivales nos pasen por encima, se está convirtiendo en un clásico. Una vergüenza que empieza ya desde el último drive del contrario antes del descanso, donde siempre nos anotan con increíble facilidad. Otra prueba más de la incompetencia del cuerpo técnico. Al principio nos iba bien en ataque con pases rápidos y balanceando la carrera. Después cambian la marca sobre Green, de pronto ya no se desmarca tan fácil, Dalton debe aguantar más el balón y llega la tragedia. ¿Por qué no probar otro receptor? En el 2º tiempo sólo se busca a Green, LaFell y Bernard. Desaparecen los Kroft, Malone, etc, que nos habían dado muy buenas jugadas. ¿Por qué no probar a Hewitt como corredor en jugadas de pocas yardas? Hubo un 3ª y 2 en el último drive que era vital.

 

Y en defensa, todavía peor. Habíamos conseguido contener a Bell, pero en la segunda mitad lo sacan más por fuera, más como receptor, y nos hacen el lío. No ponemos a un espía sobre él. Dejamos de enviar blitz a Roethlisberger (si lo hacemos por costumbre, nos fríe, pero de vez en cuando habría que haberlo hecho, para que no estuviese tan tranquilo). La puñetera manía de no presionar cuando nos ponemos por delante ya nos ha costado varias derrotas (Green Bay, Tennessee). Y sobre todo, lo comentado de no cambiar la marca sobre Brown. Sabemos que Burfict es muy importante, pero debemos tener un plan B para cuando falte. Da la impresión que Guenther vive de la inspiración de Tez.

 

En definitiva, nos volvieron a sacar los colores. El cuerpo técnico es nulo en lo concerniente a motivación, energía o frescura; pero tampoco es bueno en su oficio de responder a los efectos tácticos del rival. Es necesaria una limpieza general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.