AnalisisBengals 2018

Bengals 21 – Steelers 28

NO ME GUSTÓ

Teryl Austin

Decepcionante trayectoria la suya hasta la fecha. Ya no puedo seguir exculpándole. El equipo encaja una media de 26,3 puntos por encuentro, poniéndoselo muy difícil a la ofensiva. A cualquier ofensiva. No creo que sea un problema de jugadores. En mi opinión, tenemos la plantilla de más calidad y más extensa de los últimos tiempos. No me vale la excusa de las lesiones, porque quien sale es casi tan bueno como el que se va. Quiero creer que mejorará a medida que avance la competición, pero de momento, su nota es de suspenso.

 

Creo que si hay una cifra que por sí misma resume el partido es ésta: 0 sacks encajados por Roethlisberger. Si ya resulta complicado sobrevivir a un partido en el que somos incapaces de hacerle llegar presión, mucho más difícil resulta cuando ni siquiera jugándonos la vida en su último drive (porque quienes nos la jugábamos éramos nosotros, era nuestro equipo quien debía asumir riesgos porque que ellos llegaban a FG-range, por lo “civil o por lo criminal” estaba claro para todos) somos capaces de ponerle en apuros. No me vale de nada el full-blitz en la última acción a la desesperada cuando ya estaban en FG-range. Habría que haberlo hecho antes. Aparte de que Roethlisberger tiene ya el rabo pelado cuando le entran así.

 

La rotación de DEs, dejando mucho tiempo en el campo a Johnson en detrimento de Lawson, no me pareció oportuna. Debíamos haber buscado alternativas viendo la ineficacia de nuestros rushers. Y si la razón eran los holdings de la OL acerera, mal también por su parte por no comerse a los árbitros.

 

La unidad de linebackers volvió a naufragar. Ya ni siquiera podemos confiar en Burfict, más interesado en golpear que en placar. Además, haciéndose daño él mismo y estando fuera en varias fases del partido. Al menos, esta vez le sustituyó Rey, que estuvo bastante mejor que Nickerson en partidos precedentes. No tardaron los Steelers en encontrar nuestro talón de Aquiles: la cobertura a los TE. 17 pases a sus 3 TEs para un total de 129 yardas. Y lo peor no es sólo que una vez que recibían éramos incapaces de tirarles al suelo (lo de los fallos de placaje clama al cielo), sino que muchas veces recibían absolutamente solos en una total descoordinación defensiva. Hasta tal punto llegó el descontrol que recuerdo haber tenido que pedir tiempo muerto para poner orden.

 

Y en secundaria, salvo Bates, de nuevo desastre total. Williams es absolutamente transparente. Nunca ha sido bueno cubriendo TEs que salgan a recibir, pero además, su permisividad en el placaje permite avanzar a cualquier portador del oval. En cuanto a Kirkpatrick, poco que añadir a lo comentado semana tras semana. No hay jornada que una acción suya no sea protagonista de forma negativa. Esta vez, un holding a Brown cuando en su último drive, había que defender sin hacer falta. Jackson también regular, supongo que mermado por su lesión. Mención especial para Dennard, que no sólo se vio claramente superado por Ju-Ju en una acción que debía haber sido una intercepción, sino que acabó lesionado en la jugada. Por físico, no nos pueden ganar.

 

Austin llegó con la idea de forzar turnovers, pero deberíamos hacer algo más cuando este plan no funciona (de nuevo, Burfict se dejó caer una intercepción). Hay que alabar el goal-line stand en dos ocasiones, pero nuevamente volvimos a conceder más del 50% de terceros downs al rival, y esto nos mata. Y ciertamente, jugar el drive final con 5 titulares lesionados no ayuda, pero en mi opinión, debimos haber sido más incisivos buscando a Big Ben sabiendo que iba a pasar sí o sí.

 

 

Gameplan ofensivo

Partiendo de la base de la mejoría experimentada con Lazor respecto a Zampese, esto no debería bastar. Entiendo que Pittsburgh defiende bien la carrera, y que nuestra OL no es la mejor en este cometido, pero despreciar por completo el juego terrestre, cuando Mixon estaba siendo productivo, me parece absolutamente criticable.

 

Ellos lo hicieron bien. No tardaron en detectar nuestros defectos y por ahí nos hicieron daño. Se olvidaron durante buena parte del partido de Brown y Smith-Schuster, probablemente sus mejores armas, para centrarse en las carreras de Conner y los pases a los TE que les estaban funcionando de maravilla. Tomaron lo que nuestra defensa les daba, se adaptaron a la situación, y por eso nos vencieron.

 

Nosotros fuimos incapaces de hacer lo mismo. En la segunda mitad, si no es porque teníamos que anotar al final a la desesperada, nos hubiésemos quedado en blanco. En mi opinión, deberíamos haber sido “menos ambiciosos”, y en vez de intentar lograr el primer down en cada pase (porque sólo hacíamos que pasar), tratar de avanzar de forma más continuada, tomando solamente los riesgos imprescindibles, ya que la lluvia tampoco favorecía sobrecargar el juego de pase.

 

Especialmente, cuando estos lanzamientos se producían sobre Core. Puedo entender que le prefieran a él por delante de Tate por su trabajo en equipos especiales, pero teniendo activo a Malone, no entiendo por qué a este receptor no se le involucra más en el juego. 3 drops en este partido, a sumar a los que arrastra de otros partidos como el de Atlanta. Creo que ya es suficiente para pasar página con él, al menos a nivel ofensivo.

 

Recuerdo del podcast una frase de Víctor que decía que la agresividad no sólo hay que demostrarla en el apartado físico, sino en el táctico. Tuvimos un 3ª y 1 en su yarda 40 donde acabamos chutando un punt. En esta situación, hay que conseguir primer down como sea, incluso jugándose un 4º down si es necesario (PIT no tardó ni 3 jugadas en regresar a esa posición). Quizá un engaño de play-action en 3er down hubiera funcionado, a sabiendas de que si no, lo hubiésemos vuelto a intentar en 4º.

 

Y por supuesto, creo que todos estamos de acuerdo en que dejar más de un minuto a Roethlisberger, con 3 tiempos muertos, valiéndoles simplemente con llegar a FG-range, era un suicidio. Todo el subidón por el TD de Mixon se vino abajo en la convicción de que, de una manera o de otra, por sus méritos o por decisiones arbitrales, alcanzarían su objetivo. ¿ES QUE NO HEMOS APRENDIDO NADA DE TODAS ESTAS DERROTAS EN EL ÚLTIMO MINUTO?

 

 

Línea ofensiva

Aunque resulte aburrido, monótono y repetitivo, es necesario volver a recordar que la OL es probablemente la peor unidad del equipo (en pugna con la de LBs). De nuevo, Dalton sufrió mucha presión en momentos clave del partido. De nuevo, jugadores menos talentosos que Mixon (es decir, Walton) eran placados antes de cruzar la línea de scrimmage. Y por supuesto, lo que nunca falta: la penalización en el momento más inoportuno que nos echa para atrás. Esta vez fue Glenn anulando con un holding una gran jugada de Boyd de 39 yardas.

 

Sigo pensando que la OL tiene poco remedio, pero tampoco se le intenta poner solución. Westerman y Fisher volvieron a quedar inéditos en ataque, y me niego a creer que sean tan malos como Redmond y Hart, o al menos, que no puedan darles relevo siquiera un drive. Esperemos que Price se reincorpore ya para la próxima jornada, aunque si nuestra esperanza es un rookie con apenas un par de partidos en liga, mal vamos.

 

 

Reacciones post-partido

Finalizado el partido, parece ser que hubo una tangana entre jugadores de ambos equipos (creo que ha trascendido Williams por su parte y Mixon por la nuestra). De poco sirve entonces. Donde hay que dar la cara (y no lo digo por Mixon, que sin duda fue de los que más hizo) es durante el tiempo reglamentario. Si no nos gusta que se nos rían en la cara, no les demos motivo y ganémosles de una condenada vez.

 

Kirkpatrick publicó en twitter que somos mejores que ellos. Tampoco me vale. Puede ser verdad (y esta vez, creo que sí lo es), pero no sirve de nada si no se demuestra sobre el campo. No querer ver los propios errores es el camino para volver a repetirlos.

 

Y por supuesto, toda la dialéctica posterior, sobre todo hacia Burfict. Está claro que es un jugador violento, sucio en ocasiones, que no escarmienta de la ojeriza que le tiene la liga y sólo parece querer darse el gusto de golpear a quien se le acerque sin darse cuenta de que sus acciones serán analizadas con lupa.

 

No obstante, resulta patética la obsesión que desde Pittsburgh tienen contra él. No se cortan en hacerle objeto de todos los males del football, sin que vea réplica por nuestra parte. Por supuesto, Burfict es difícilmente defendible, pero también deberíamos poner el grito en el cielo por todas las acciones que también nosotros sufrimos por su parte. Villanueva dice que las madres no van a dejar a sus hijos jugar al football, pero no hace autocrítica con la jugada de Roosevelt Nix que va a por la rodilla de Vigil, y que le va a mantener alejado de los terrenos de juego durante más de un mes.

 

Ahora resulta que la NFL está analizando en video jugadas de Burfict que no fueron sancionadas por los árbitros durante el partido. Seguramente, de ahí se derive una nueva suspensión. Sinceramente, si esto se produce, y no hay una reacción contundente del club, volveríamos a demostrar que somos unos mierdas que nos merecemos todo lo que nos pase.

 

 

Arbitraje

Si pensábamos que iban a ser ecuánimes en el último drive de Pittsburgh, es que no hemos prestado suficiente atención a la NFL en estos años. Ya lo decía Xavi: los Steelers venden mucho en USA y el resto del mundo, no van a consentir que se queden tan pronto fuera de la competición. Por eso estamos obligados a llegar al final del partido con al menos un par de anotaciones de ventaja, porque si no, nos lo volverán a hacer.

 

Ya no se trata de que a ellos les hayan pitado 9 penalizaciones para 69 yardas y a nosotros solo 6 para 30, es el momento en que se pitan. O no se pitan, según interese. Un holding por un ligero agarrón es motivo para darles primer down, una interferencia ofensiva de pase en una pick-play, no es merecedor del pañuelo amarillo. Todos los árbitros se equivocan, pero lo puedo asumir si se sigue un criterio. Pero cuando aparecen incoherencias del tipo «ahora pito todo, ahora no pito nada» en una misma jugada, lo siento, pero debo ser malpensado.

 

 

Es cierto que en estas jugadas, aun penalizables, apenas se pitan. También que los cebras se comen un más que probable TD de Conner, y que en las jugadas con posesión dividida, como la de Ju-Ju y Dennard, la posesión siempre se le da al atacante. Que hayan tenido aciertos y errores no me compensa el hecho de que no hay partido entre estos dos equipos que al final no se termine hablando de ellos.

 

 

Termino con las cagadas de esta semana, que son para:

Cody Core por: “Se me cayeron varios pases, no sé si por la “hu-me-dad” del ambiente o por la “hú-que-me-da” el defensor”.

Shawn Williams por: “En realidad, si fallo tantos placajes es para subir la moral del novato Bates haciéndole ver que él lo hace mejor”.

Vontaze Burfict por: “No he hecho ni un placaje bueno, ni he atrapado una fácil intercepción, pero le he dado un golpe a Brown, con eso me conformo”.

Dre Kirkpatrick por: “Yo sólo pretendía abrazar a Brown para consolarle por su partido tan nefasto estadísticamente”.

Darqueze Dennard por: “¿Nadie le ha enseñado a Smith-Schuster que robar el balón de otros está mal?”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.