AnalisisBengals 2019

Bengals 23 – Cardinals 26

Quinto partido, quinta derrota. Llevo diciendo desde la pretemporada que este año lo importante no eran las victorias, pero alguna habrá que ir consiguiendo, porque el problema de pérdida de fe en el sistema podría resultar significativo. Es cierto que se ha estado muy cerca de alcanzarla en algunos partidos, pero siendo sinceros, sólo en el inaugural en Seattle realmente lo merecimos. Tanto ayer como en Buffalo fuimos siempre a remolque, y acercarnos en el marcador fue más fruto de la incapacidad del rival para cerrar un encuentro que dominaban.

Las 4 primeras jornadas suelen ser de ajuste, pero en Octubre es cuando la NFL se pone seria. Ahora es realmente cuando se define qué equipos son válidos, y cuáles no. Por desgracia, el nuestro está en el segundo grupo. Arizona era un equipo “de nuestra liga”: entrenador novato, salpicado de talento pero aún falto de compenetración jóvenes-veteranos, etc. Pues nos dieron un repaso. El marcador no responde a lo visto sobre el terreno. De no ser por la lluvia que les perjudicó en un field-goal y sus propios errores en situaciones de anotar, el resultado habría sido más contundente a su favor. No quiero reducirlo todo a una cuestión de que ellos tienen un QB nº1 del draft y nosotros a Dalton (que también). El baño que nos dieron desde la banda fue patente. Todos quienes vimos el partido sabíamos que si tenían que llegar a fieldgoal range en ese último drive, lo harían; pero si tuvieran que haber anotado un touchdown, también lo hubiesen hecho.

Como muestra, un par de ejemplos. 4ª y 2 desde nuestra yarda 6. Ellos se la juegan. Conocen sus puntos fuertes y ordenan una carrera de su QB que no sólo es primer down sino touchdown. Valentía y buen playcall. 4ª y 1 desde nuestra propia yarda 42. Jugada de draw para carrera central de Dalton desde shotgun. Parado para pérdida de yardas, obviamente. Temeridad (a consecuencia del turnover-on-downs nos anotaron un field-goal) y nefasto playcall (¿en qué cabeza cabe que esa jugada podría tener algún tipo de oportunidad con la defensa cerrada por el medio?). Da la impresión que Taylor está sobrepasado por la responsabilidad, porque otros equipos, que también tienen entrenadores nuevos y además, plantillas renovadas (no como la nuestra, que por desgracia son los mismos paquetes del año pasado), están mucho más compenetrados, saben a qué juegan, y tienen las ideas más claras.

Decía antes que ellos perdieron varias oportunidades en red-zone. Sería injusto ocultar que nosotros también. Con un poco más de acierto (drop de Tate, penalización de Jordan, mal pase a Eifert), el partido hubiese sido distinto. No tenemos tan buen equipo como para desperdiciar las contadas visitas a la red-zone. Aparte de la ejecución de los jugadores, habría que entrenar más este tipo de jugadas (si Tate y Eifert tienen ventaja en balones altos contestados, igual no es la mejor idea tirarles pases bajos, por ejemplo; y si lo hacemos, quizá Boyd sería el receptor idóneo). El football es un deporte de detalles, y si no los cuidamos, estamos perdidos.

 

ME GUSTÓ

Sam Hubbard

Nuestro mejor defensa sobre el campo. Habría que clonarle y conseguir 10 más como él para que nuestra defensa funcione. Ya sé que esto es una solución de ciencia ficción, pero aun así, me parece bastante más probable que la opción de que sus compañeros mejoren sus prestaciones. Autor del único sack del equipo (frente a una línea ofensiva muy sospechosa), y el único junto con Atkins que alguna vez se acercó a incordiar a Murray. La defensa es una ruina tal que incluso jugó snaps alineado como linebacker. Y aún le eché de menos en ataque, en situaciones de fullback como el año pasado. De lo poco salvable este año.

 

Dre Kirkpatrick

Sí, no os habéis saltado de sección, estáis todavía en la de “me gustó”. Cómo de lamentable sería nuestra defensa que hasta destacó Kirkpatetick. Un par de buenas manos para evitar anotaciones compensan, a duras penas, un face-mask que les colocó en field-goal range.

 

Equipos especiales

Bullock anotó todo, incluso un field-goal de 48 yardas, y el tiempo no acompañaba. Huber dio un par de patadas de punt muy buenas (y un golpe a Taylor también bastante fuerte). Pero me quedo principalmente con dos cosas: el movimiento de la línea de bloqueo que les provocó una salida falsa que les sacó de field-goal range, y la irrupción de Wilson como retornador de kickoff dado que los titulares (Phillips en IR y Erickson con conmoción) no estaban disponibles.

Tyler Boyd

10 recepciones para 123 yardas y un muy buen touchdown. Son números que evidencian no pesarle la responsabilidad de ser WR1 (y ojo no lo vaya a ser durante mucho más tiempo, si se confirman los rumores de trade de Green, y que sean estas negociaciones la razón por la cual aún no le han activado para no arriesgarle a una recaída). Excelente ruta en el TD, celebrado con rabia, como tiene que ser, y siempre ofreciéndose durante todo el encuentro.

 

NO ME GUSTÓ

Andy Dalton

Que empiece por él no significa que le considere el máximo responsable de la derrota, pero lo cierto es que no está jugando bien. Se llevó los pitos en el fiasco del 4º down pero quien los merecía fue Taylor por llamar tan ridícula jugada. Buen pase en el TD a Boyd, pero ojo, había 7 jugadores en protección. No van a picar en todos los play-action. Cuando tiene el balón en su poder corren peligro los topos por lo impreciso de sus lanzamientos bajos, y las cheerleaders cuando sale del pocket, sin buscar prolongar la jugada con sus piernas (que solo las tiene para sostenerle en pie) o buscando un pase en movimiento.

El domingo volvió a regalar una primera parte (y no estamos para hacer regalos). 4 de 10 y apenas 22 yardas es su peor marca en una primera mitad. Es cierto que hay jugadores que se dejan caer pases atrapables, y que la OL no es la mejor (y menos aún si quien protege el lado ciego es el pseudojubilado Jerry), pero como director del juego ofensivo, hay que pedirle responsabilidades. Allen, Rudolph y Murray, que apenas llevan un puñado de titularidades en la NFL, parecieron QBs mucho mejor preparados. A la pregunta de sí merece la renovación, la respuesta es un rotundo no.

 

Playcall

Empezamos de manera fulgurante, con Mixon aplastando la defensa rival, corriendo 60 yardas sólo en ese primer drive. Después ajustaron, sobrecargaron el box, y se nos acabaron las ideas. Tuvimos que irnos al vestuario antes de volver a ver a la ofensiva convertir un primer down (hubo que pedir un challenge después de que Erickson se dejase la cabeza, y el en segundo fieldgoal, llegamos ahí gracias al retorno y una penalización). El gurú ofensivo que supuestamente es Taylor no tuvo respuesta para convertir en touchdown dos llegadas hasta la 5 de Arizona (o arrojo para jugarse el 4º down como sí hizo Kingsbury).

Pero no sólo fueron las citadas jugadas de 4º down y red-zone, fue todo el partido en general. Cardinals era el peor equipo cubriendo a los TE (peor que nosotros, que ya es decir), y apenas 6 pases se intentaron para Eifert y Uzomah, con solamente 30 yardas de beneficio total. Salvo el debut con aquel flea-flicker, no he visto ninguna jugada de diseño llamativo. Es cierto que no está disponiendo del mejor personal (dejando aparte la OL, en el cuerpo de wide-receivers, salvo Boyd que fue 2ª y Tate 7ª, el resto eran undrafted), razón de más para tratar de sorprender siendo imaginativo.

 

Presión al QB

Decía antes sólo conseguimos un sack. Podría ser incluso aceptable si la idea era hacer el contain a Murray. Los cojones. El rookie acabó con 93 yardas y 1 TD de carrera. Mejores números que Johnson, su RB. No hemos aprendido nada del partido contra Allen. No quiero ni pensar el festín que se va a pegar Lamar Jackson con nosotros el próximo domingo. Dunlap lleva 2 partidos desaparecido. Atkins sigue muy solo. Los linebackers bastante tienen con lo suyo como para ayudar en blitz. Ni se presiona ni se contiene. No sé dónde pretende llegar así Anarumo.

 

Tem Lukabu

Entrenador de una línea de linebackers que no hay por dónde coger. Podría poner a todos, pero prefiero apuntar a su responsable. No hay nada más fácil para un QB que detectar nuestra defensa en zona y ponerla entre Brown y el CB de su lado. Primer down seguro. Teníamos que pararles en el último drive y dejamos a Johnson una recepción de 24 yardas que nunca debió permitir Vigil. Hasta Reynolds, que lleva 5 minutos en el equipo, está jugando más que Evans o Pratt. Esto habla bien poco de la capacidad de desarrollar ¿talento? de nuestro staff técnico.

La cantidad de placajes que fallan es bochornosa. Vigil hace buenos números en cantidad de placajes, pero estos siempre llegan demasiado tarde. Williams también acumula muchos, como consecuencia de los fallos de los delante. Bates hace horas extras para llegar en ayuda. En cuanto los Cardinals descubrieron que con carreras exteriores nuestros LBs nunca llegaban a tiempo, se acabó cualquier posibilidad de defensa. Realmente, esta unidad necesita una renovación radical, que no sé a qué están esperando realizar. La temporada está perdida. Vigil será agente libre y Brown tiene un roster bonus el 22 de Marzo de 2020 de 5 millones que nunca debería llegar a cobrar. No son jugadores que vayan a formar parte de nuestro futuro. Cuanto antes hay que saber qué tenemos en Pratt y Evans, o subir a alguien del PS (pero que no sea el enchufado, por favor).

 

Forma física

Como pasó en los otros partidos que perdimos por una anotación, la defensa hizo aguas al final. Se necesitaba un big-play y solo apareció un big-hole. Un agujero tremendo por donde se desvanecieron nuestras esperanzas como un sumidero. Nuevamente volvimos a perder la batalla del reloj, pero no tanto como otras veces (solo por un par de minutos) como para servir de justificación. No tengo claro que la política de “buenismo” con la que llegaron Taylor y Anaruno sea la más adecuada. Aquí sólo hemos funcionado bien con la mala leche de Zimmer.

 

Michael Jordan

Quizá como novato sea el menos culpable del mediocre juego ofrecido por la línea ofensiva, pero el domingo no estuvieron tan mal (de hecho, Hopkins realizó un buen partido) como para señalarla al completo. Sigue teniendo fallos de concentración y ansiedad que evidencian lo verde que está. Está claro que sólo jugando va a adquirir esa necesaria experiencia, pero quizá sería más sensato no darle la titularidad hasta no estar más avanzada la temporada, y mientras sea el más experimentado Price quien ocupe esa demarcación.

 

Aportación de los novatos

Sería injusto responsabilizarles de la penosa marcha del equipo, por lo que aquí no critico a ellos, sino a quienes les eligieron. Sample no está demostrando valer una 2ª ronda. Pratt apenas juega. Jordan está muy verde. Wren debe estarlo más porque ni se le activa. Williams aún está inédito en la temporada. Como Finley, pero en el caso del QB se entiende que venía de reserva. El resto, lesionados o cortados. Esta primera promoción de Taylor y su cuerpo técnico empieza a oler a chamusquina. Lewis era nefasto como entrenador, pero normalmente encontraba buenos jugadores en el draft; y para un equipo como el nuestro que sólo se refuerza por esta vía, saber detectar talento es fundamental. De momento, el equipo de Taylor está suspendiendo en esta asignatura.

Tocaría el turno de las cagadas (el hilarante fumble de Dalton, el drop de Tate que era TD, la estatua de Webb en vez de seguir a Fitzgerald, a Brown queriendo detener a Edmonds con la mano a distancia cual guardia urbano o Vigil perdiendo 3 yardas de separación en apenas 2) pero hoy quiero terminar con un documento histórico: la emocionante presentación oficial de «la Jungla Hispana» en el Paul Brown Stadium gracias a nuestro compañero Juanra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.