Bengals 2019

Bengals 53’s reloaded v.2019.0

Ya estamos en semana de partido. Pero antes de preparar la visita a Seattle, echemos un vistazo a los 53 jugadores que nos van a llevar a… que nos van a llevar por la calle de la amargura. Todos los años, la reducción de las plantillas a los 53 elegidos es polémica. Hacemos nuestras previsiones, y unas se cumplen (la mayoría, en realidad no hay tantos puestos en el aire), y otras nos sorprenden por lo inesperado. Por supuesto, no somos una excepción, y en el siguiente artículo podréis encontrar unas reflexiones sobre cómo nos hemos quedado, y qué esperar en los próximos días.

 

QUARTERBACKS (3): Dalton (titular), Finley (suplente), Dolegala (suplente), Driskel (IR)

Primera unidad, primera sorpresa. Dolegala superó las expectativas depositadas en él, hasta el punto de llegar a “protegerle”, asignándole plaza en el roster. Lo cierto es que su juego no ha estado nada mal. Es verdad que jugó contra terceras unidades, pero también él a su vez tuvo que bregar con terceras unidades nuestras, tanto en la OL como en el cuerpo de receptores. Le veo temple, presencia en el pocket, buena movilidad y capacidad de pase en movimiento, y sobre todo, algo que les falta a los otros: potencia de brazo. Ojala Dalton y Finley se mantengan sanos y no llegue a debutar, pero con la penosa OL que tenemos, nadie puede afirmar que no será necesario.

Por su parte, Driskel no superó las molestias en la corva y fue incluido en la lista de lesionados. Más que por la importancia de la lesión, para retenerle por si acaso. No obstante, si algún equipo le reclama (algo altamente improbable) se llegó al acuerdo por ambas partes de dejarle marchar. Por lo demás, Dalton no perdió su condición de titular, ni Finley la de primer suplente. Lo esperado.

 

LÍNEA OFENSIVA (8): Glenn (LT), Jordan (LG), Hopkins (C), Miller (RG), Hart (RT), Price (C), Smith (OT), Jerry (G/T), Redmond (OG-sancionado), Williams (PUP), Dugas (IR-return), Sutherland (OG-practice squad), Miller (G/T-practice squad)

Durante el último partido de pretemporada contra Indianápolis, se puso en evidencia que John Jerry ya no está para estos trotes. Si no puede parar a terceros defensores, mucho menos intervenir ante primeras unidades. Si nadie le contrató en 2018 fue por algo. Así que no supuso excesiva sorpresa que estuviese entre los descartados. Lo que nos llamó la atención fue que en su lugar entrase Dugas. Un tipo que se llama “O’Shea” debe ser un pijo de cuidado. Su pretemporada había sido mala, tirando a peor, y aun así, según “ProFootballFocus” es de los mejores ofensive linemen que tenemos. Virgen Santa.

Finalmente resultó que su inclusión entre los elegidos fue simplemente para alistarle en la IR con derecho a reinserción, y el hueco dejado, ocupado por… el citado Jerry. La situación en los puestos de OT es catastrófica, sobre todo valorando que Glenn, como consecuencia de la conmoción sufrida contra Redskins, aún sigue sin entrenar.

A estas alturas, podemos descartar que lleguen más refuerzos, al menos de cara a la primera jornada, así que con esto hay que tirar. La lesión de Williams fue mala suerte, pero la gravedad de la misma se conoció en Junio. No haber hecho NADA desde entonces para solucionarlo, es síntoma de una pésima gestión. No cuenta como refuerzo el undrafted Miller, descartado por Jets, cuya pretemporada ha sido similar a la de Dugas, y su proyección como jugador, muy limitada. Seguramente Jerry vuelva a ser despedido cuando Redmond retorne de la sanción, pero esto tampoco nos solucionada nada. Tampoco la remota posibilidad de un acelerado regreso de Jonah Williams al final de año cuando probablemente ya no haya nada en juego, solamente “estropear” una mejor posición cara al draft.

Por cierto, en el Practice Squad ha encontrado un hueco otro paquete, Sutherland, antiguo pupilo de Turner en Texas A&M. ¿Cómo era eso del “New Dey” y que se acabaron los enchufismos, y tal?

 

RUNNINGBACKS (4): Mixon (titular), Bernard (suplente), Williams (suplente), Perine (suplente), Anderson (IR), Ellis (practice squad)

La desgraciada recaída de Anderson, volviéndose a dañar el ligamento de su rodilla recién operada, dejaba una plaza libre. En principio parecía que sólo iríamos con 3 RBs, pero se ve que Williams aún no está al 100% y han preferido ocuparla con otro corredor. Sin embargo, no será ninguno de los que nos han acompañado este training-camp. Sinceramente ni Ellis, aunque finalmente recale en el equipo de prácticas, ni Flowers, me parecieron nada del otro mundo.

El elegido viene de fuera, aunque es un “conocido” de la casa. Samaje Perine compartió backfield con Mixon y Anderson en Oklahoma. La verdad es que con Mixon formó un dúo mortal, que se compenetraba de maravilla. Además, creo que posee un perfil del que carecíamos en la plantilla. Es un tradicional corredor Norte-Sur, contundente, que nos vendrá muy bien para ayudar en jugadas de goalline que se nos han atravesado esta pretemporada.

A destacar también la renovación de contrato de Bernard. Probablemente, la aceleración en las negociaciones se encuentre íntimamente ligada a la incertidumbre sobre la durabilidad de Anderson consecuencia de sus constantes lesiones. Sea como fuere, me parece un movimiento inteligente. 6 millones anuales no es ningún disparate para un jugador que siempre ha dado la cara, se ha erigido en una figura relevante del vestuario, y sobre todo, que atesora una calidad que, bajo mi punto de vista, nunca ha sido totalmente exprimida por anteriores entrenadores. Terminará su vinculación con nosotros a los 29 años (o antes, que esto nunca se sabe, incluso aparecieron rumores de traspaso) lo que todavía es una buena edad.

 

RECEPTORES (7): Green (titular), Boyd (titular), Ross (titular), Willis (suplente), Erickson (suplente), Tate (suplente), Cooper (suplente), Morgan (practice squad)

Con Green lesionado y Ross fuera de forma (¿cuántas veces habremos repetido esta frase en los últimos años?) estaba claro que iríamos con 7 receptores. La duda consistía en saber si sobreviviría Malone o Core. Al final, los dos cortados. Core no tardó en encontrar acomodo en los Giants de New York. Malone resistió un poco más, pero los entrenadores optaron porque dejase su plaza a Pharoh Cooper, un receptor cortado por Cardinals tras ser escogido por Rams en 4ª ronda de 2016, y como él, un WR de quien se esperaba más, especialmente tras su inclusión en la ProBowl como retornador.

Pantorrilla de Cooper (foto de www.theramswire.com, USA Today)

Collar de Cooper (foto de www.theramswire.com, USA Today)

 

Personalmente, no creo que aporte más de lo que pudiera hacer Malone como WR; y para los retornos, Erickson y Philips no lo habían hecho tan mal. Sin embargo, está familiarizado con la ofensiva de Taylor por su estancia en los Rams y es un receptor que se amolda más al ataque que pretendemos implantar: más ágil que veloz, que se mueve mejor underneath, etc. No es que me guste, pero quizá sea yo el equivocado, y al “faraón” le vayamos a sacar más partido.

Mientras Green sigue recuperándose (lo que según las últimas noticias no será menos de un mes) ocupará su puesto como titular un undrafted que ha impresionado durante la pretemporada, Willis, lo que viniendo del régimen jerarquizado del que venimos, es una agradable diferencia. Otro undrafted destacado, Morgan, pasó waivers y pudimos ficharle para el PS. Me pareció un jugador interesante. Veremos cómo evoluciona. En todo caso, no es esta unidad la que más me preocupa. Me parece muy completa, y bastante por encima de la media del equipo.

 

TIGHT-ENDS (4): Eifert (titular), Sample
(suplente), Uzomah (suplente), Carter (suplente), Schreck (practice squad), Franks
(practice squad), Böhringer (practice squad)

Tampoco aquí se produjo ningún sobresalto. Con las plazas de “titulares” adjudicadas para la rotación Eifert-Sample-Uzomah, la duda estaba en si sobreviviría Carter o nuestro querido “monstruo” Schreck. Finalmente ganó la batalla el primero, supongo que por ser mejor bloqueador, pero recuperamos al cónyuge de Fiona para el equipo de prácticas.

Por cierto, un Practice Squad plagado de tight-ends, ya que también encontraron acomodo allí Franks y Böhringer (aunque éste de forma anecdótica, ya que por pertenecer al plan internacional de la NFL, no ocupa plaza). Sinceramente, no entiendo por qué dedicar el 30% de las plazas a esta posición, con lo necesitados de talento que estamos en otras.

 

DEFENSIVE TACKLE (5): Atkins (DT-titular), Billings (NT-titular), Wren (NT-suplente), Glasgow
(DT-suplente), Tupou (NT-suplente), Scott
(NT-lesionado)

Una de las pocas “relativas” sorpresas se produjo aquí con la inclusión entre los elegidos de Tupou. Si llevar 2 nose-tackles puede parecer excesivo (apenas juegan en primeros downs), que haya 3 en el roster final resulta chocante. Todo sea por ver si conseguimos de una vez frenar la carrera rival.

Quizá una explicación sea que ven muy verde a Wren. Veremos cuántas veces es activado para los partidos. Muchas veces, hay que aplicar la óptica de los 45 activos en el partido, y considerar a los más inexpertos como una especie de “redshirt”.

 

DEFENSIVE END (6):
Dunlap (titular), Hubbard (titular), Willis
(suplente), Wynn (suplente), Lawson (suplente), Brown (DE/DT-suplente)

Al final, 6 jugadores en esta demarcación, lo que suma un total de 11 defensive linemen en total. Mucho parece en comparación con los LBs, por ejemplo, que sólo van 4. Incluso alineando solo 2 LBs cada jugada, aquí habría más superpoblación. Al menos, están todos dentro, ya que no hay ninguno en el equipo de prácticas.

Los 5 primeros de la lista estaba claro que formarían parte de la plantilla, y el 6º se lo ha ganado a pulso. Brown ha sido de los destacados en pretemporada, y aunque yo le veo más como un pass-rusher interior, en el roster aparece como DE, así que DE también para mí.

 

LINEBACKERS (4): Vigil (SLB-titular), Brown (MLB-titular),
Evans (WLB-titular), Pratt (OLB-suplente), Dawkins (OLB-practice squad), Nickerson (MLB-practice
squad)

Limpieza general en la posición. Los 3 presumibles titulares, el rookie de 3ª ronda, y un undrafted aventajado en el Practice Squad. Me parece bien. Si nadie más daba la talla, no hay que retenerle por una simple cuestión de números. Si Jefferson no se enteraba de la jugada, esto no puede ser una ONG, esperando con paciencia franciscana que se le encienda la lucecita. Suerte en Cleveland en todos los partidos menos en dos. Si Nickerson no tiene los atributos físicos para ser LB en la NFL, que se vuelva con su papá y se vayan a vivir con su mentor Lewis (ACTUALIZACIÓN: al enchufado se le ha incluido en el equipo de prácticas… está claro que no hay manera de quitarnos esta caparra).

Más triste es el caso de Davis. Tras haber invertido una 6ª ronda en él, y no haber cumplido las expectativas, se le cortó con la esperanza de recuperarle para el practice squad. Sin embargo, no escogió el nuestro, sino el de Jacksonville. Suerte con los huracanes. Para el PS retuvimos a Dawkins, que entre los undrafted había sido de los destacados.

Dije arriba que me parecía bien la limpieza. Lo que no me lo parece tanto es nuevamente la pasividad para reforzar una unidad a todas luces deficiente, y ahora además, escasa de efectivos (estos suelen participar también en los equipos especiales).

 

CORNERBACKS (5): Kirkpatrick (titular),
Jackson (titular)
, Webb (suplente),
Phillips (suplente), McRae (suplente), Dennard
(PUP), Chesley (practice squad)

Otra unidad que, bajo mi punto de vista, quedó un poco corta. Solamente 5 jugadores, con las lesiones que suelen castigar esta posición, me parece un tanto justo. Está claro que no les tiembla el pulso para cortar jugadores drafteados, aunque sólo lleven un año, como fue el caso de Harris, 5ª ronda de 2018, ahora en Denver, o de Brown, 7ª ronda de este mismo año.

Como dije antes, la limpieza me parece bien, siempre y cuando no nos perjudique. Por ejemplo, un jugador, a mi modo de ver útil como Russell, ni siquiera quedó para el Injury Reserve. Espero que cuando se recupere Dennard, sea algún jugador de otra demarcación el damnificado y recuperemos aquí la media docena, que me parece lo mínimo si pretendemos alinear muchas formaciones con 5 defensivebacks.

En principio, los puestos exteriores serían para Kirkpatetick y WJIII, mientras que el slot para Webb. A Phillips es probable que también le utilicen mucho, y quizá sea ésta una de las razones por las que han traído a Pharoh Cooper, para descargarle de los retornos. Sobre McRae, me quedaría más tranquilo viéndole entre los inactivos. El undrafted Chesley, como decía en el anterior artículo, demostró más ganas que otros que estaban en el filo de la navaja para ganarse al menos una plaza en el practice squad.

 

SAFETIES (4): Bates (FS-titular), Williams (SS-titular), Fejedelem (SS-suplente), Wilson (FS-suplente),
Henderson (practice squad)

Aquí clavé la predicción.Tampoco tiene mucho mérito. Estaba cantado que Bates y Williams serán los titulares, y Fejedelem y Wilson sus relevos, con Henderson como promesa en el equipo de prácticas. La única duda parecía ser si la lesión de Fejedelem era lo suficientemente importante como para añadir un 5º safety al roster principal, pero ya vemos que no.

Tras las pérdidas de Core y Jefferson en equipos especiales (Simmons parece que ya no manda tanto sin Lewis), la participación de Wilson y Fejedelem aquí se hace más necesaria, por lo que todo apunta a que los 4 estarán activados de manera habitual.

 

ESPECIALISTAS (3): Bullock (K), Huber (P), Harris (LS)

Tampoco hubo sobresaltos entre los especialistas. Los fallos de Vizcaino contra Colts terminaron de cerrarle una puerta que tenía muy difícil de derribar. No parece que vaya a recalar en ningún equipo, por lo que en caso de emergencia podría estar disponible, si pensamos que es la mejor opción. Al menos, espero que su pretemporada haga recapacitar a los entrenadores sobre la necesidad de mejorar la posición de kicker con un pateador capaz de alcanzar mayores distancias que Bullock.

Huber como punter y holder, y Harris como longsnapper también tenían prácticamente asegurada su continuidad, pero seguro que algo de incertidumbre le recorrería a este último cuando su suplente Godsil recuperó ¡2 fumbles! durante el partido contra Colts. Nada mal para un LS. Otro del que espero se hayan quedado su número de teléfono, por si acaso.

 

CONCLUSIONES:

  • 26 de ataque y 24 defensas. Está claro qué es lo que tira más a Taylor.

  • No le ha temblado el pulso para cortar selecciones altas de draft (Jefferson-3ª, Malone-4ª) ni para darle responsabilidades a los jóvenes (Willis, undrafted, titular hasta que vuelva Green; Jordan titular como rookie, y Price, primera ronda, suplente)

  • Aunque a priori no vayan a ser de excesiva utilidad de forma inmediata, han premiado el esfuerzo en la pretemporada de jugadores candidatos a corte o Practice Squad: Dolegala (QB), Brown (DE), Tupou (NT).

  • No sé si será una constante, o solamente una manera de fijar posiciones durante su primer año, pero me parece buena política que las plazas no vengan ya pre-adjudicadas y que se lo tengan que ganar en el campo (Carter, undrafted, se queda entre los 53 y Schreck, 7ª ronda, al PS). Tampoco les importa reconocer errores cortando jugadores seleccionados este mismo año (Davis-6ª ronda, Brown-7ª ronda).

  • No deberíamos interpretar la permanencia de Dolegala como síntoma de que le quede poco a Dalton. Con Lewis también mantuvieron a él, a McCarron y a Driskel. Ahora bien, me parece que el pelirrojo tiene este año algo más de competencia, lo cual me resulta bastante positivo.

  • Siguen mirando jugadores sin equipo, lo que apunta a que los entrenadores, como la mayoría de los aficionados, no estamos del todo convencidos con los jugadores que tenemos. Me parece una buena muestra de realismo y de no ser conformistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.