Bengals 2020

Bengals Front Office (Por Xevi Humà)

Dueños de los Bengals

Pasada la Superbowl todos los equipos se centran en preparar la siguiente temporada. Por eso es el momento de ponernos el traje y entrar en el front office de nuestro equipo para saber un poco más sobre quienes son las personas que van a planificar el nuevo proyecto.

KATIE BLACKBURN

Es la vicepresidenta ejecutiva y la hija del propietario Mike Brown, además está casada con Troy Blackburn, vicepresidente de la franquicia. Tiene 55 años, estudió derecho y trabajó en un bufete de abogados en Cincinnati hasta que se incorporó a la franquicia en octubre de 1991. Fue la primera mujer en toda la liga involucrada en las negociaciones con los jugadores, debido a que esta es su función. Se encarga de gestionar los contratos de los jugadores además del límite salarial. También ha tenido un papel fundamental en la ayuda con diferentes organizaciones de Cincinnati y la franquicia aprovechando la colaboración de los jugadores. Le gusta trabajar lejos de los focos. Eso sí, en los últimos años parece que tanto ella, su marido y su hermano Paul se han implicado mucho más en ciertos aspectos. De modo que ha aparecido como la heredera al trono por delante de su hermano, según parece tuvo mucho que ver con la contratación de Taylor.

Hace un par de años la ESPN publicó una lista con las 100 personas que configurarán el futuro de la liga y ella era la única persona de nuestra organización que aparecía. Sé lo que me diréis, también aparecía Josh Rosen. Pues os digo, quién sabe si Rosen no terminará siendo un gran HC.

Katie Blackburn

DUKE TOBIN

Se trata del director de personal. Llegó al equipo en 2009 y es hijo de Bill Tobin, a quién reclutó por su experiencia en los despachos de la liga y actualmente con el cargo de ejecutivo de personal. Duke es responsable del scouting de los otros 31 equipos, para el que dispone de un grupo de scouts que analizan el juego del equipo rival la semana anterior a la del partido contra dicho equipo. Debe conocer a todos los jugadores relevantes de la liga que puedan ser potencialmente útiles al equipo. Así como la parte baja del roster propio. Tobin introdujo un sistema tecnológico en 2011 con tal de ahorrar tiempo a los ojeadores. Lo hizo porque quería eficiencia. La tecnología hace la organización y eso permite tener más tiempo para la evaluación según Tobin.

Este año debido al coronavirus cada equipo podía llevar a la Senior Bowl un máximo de 10 representantes. Tobin llevó a la mayoría de sus scouts además de los tres coordinadores de Taylor.

MIKE POTTS

Es el director de scouting de College. Supervisa todos los scouts del College y también es quién se encarga de generar el draft board. Analiza a todos los jugadores de College asignándoles un grade. Organiza a sus ojeadores por regiones por todo el país. Estos analizan su talento físico, antecedentes, ética de trabajo y pronostican cualquier tipo de problema que pueda surgir en el futuro. Esto se consigue manteniendo una buena relación con todos los entrenadores universitarios del país.

Potts se incorporó a los Bengals en 2015 después de ser scouter durante cuatro años en los Atlanta Falcons. En los dos primeros en Georgia ejercía de asistente del departamento de scouting, mientras que en 2013 se encargaba de la región Northeast. En 2014 sigue de scouter regional pero de la Mid-Atlantic y la Midwest. Su llegada a Cincinnati fue para sustituir a Robert Livingston quien dejaba de ser scouter parar incorporarse al cuerpo técnico. Actualmente Livingston es el entrenador de Safetys desde hace tres años y encargado de la secundaria en los últimos cinco.

Potts es nativo de Middletown, Delaware y estudió en William & Mary donde estudió kinesiología. Jugó de QB durante cuatro años en esa universidad antes de ser profesional durante tres. Fichó como undrafted por los Steelers en 2008 hasta que fue cortado y luego jugó en la Arena Football League.

Al inicio de esta temporada, el único equipo que envió un ojeador al primer partido de College fueron los Bengals. Era un partido bajo radar entre Central Arkansas y Austin Peay. Faltaban dos semanas para que empezara la NFL pero ya se estaba trabajando en la siguiente. Se especuló con qué jugadores podían estar interesados. Se habló del CB Robert Rochel y del WR DeAngelo Wilson.

Su trabajo esta temporada ha sido más complicado debido al coronavirus. En alguna ocasión ha tenido que cambiar el vuelo el viernes debido a la cancelación del partido al cual quería acudir. Sin embargo es algo que ya había sucedido en otros años. Sin ir más lejos el año pasado cuando vio que Joe Burrow estaba lanzando unos pases fantásticos programó un viaje a Luisiana para verlo en persona. Pero este año ha reprogramado más vuelos que nunca, ha sido prácticamente la única manera de ver a los jugadores debido a no poder asistir a entrenamientos ni workouts. El año pasado Potts hubiera estado semanas viajando y viendo entrenamientos y charlando con entrenadores universitarios. Este año esto no se ha podido hacer, de modo que ha tenido cinco o seis llamadas al día vía Zoom con entrenadores de todo el país. De modo que en lugar de pasarse el día en una universidad ahora puede ponerse al día con más gente. Según Potts “en cierto sentido puede ser más eficiente, pero prefiero el cara a cara. Intentamos conseguir la información de la mejor manera posible.” Lo más complicado es evaluar a todos los jugadores que han optado por no jugar. La pasada temporada hubiera llegado a alguna universidad a las 7 de la mañana y antes de ver el entrenamiento de la tarde se hubiera pasado el día viendo video, hablando con las fuentes de aquel programa, tanto entrenadores como profesores. En una gran universidad se le habrían unido a Potts un grupo de scouters de otros equipos por ejemplo para mantener una reunión en el despacho del preparador físico. O bien, hablando un minuto o dos con el entrenador de RB en el campo de entrenamiento para conseguir una valiosa información durante los estiramientos.

Mike Potts

STEVEN RADICEVIC

Es el director de scouting pro. Fue director de operaciones de football en UCLA y llegó en 2012.  Se trabaja de modo que los scouters sepan lo que hay en el equipo. Para saber dónde deben poner el nivel para los rookies que lleguen. También se crea una tabla con los jugadores que no pertenecen a la organización, que ilustra las incorporaciones que se hacen a medida que se producen las lesiones durante la temporada. Tobin y su personal usan lo que ellos nombran una lista preparada. La lista utiliza un programa personalizado que permite a los scouters actualizarlo por si de repente necesitan incorporar un jugador al equipo de prácticas o al roster activo. De cada jugador tienen su perfil, con sus estadísticas universitarias, los registros de la combine y un resumen sobre el jugador. Esta lista y la tecnologia garantizan una mayor eficiencia durante la temporada a la hora de realizar los movimientos. Según Radicevic “la idea es que no tengas que moverte demasiado si ocurre algo el domingo. Puede que tengas que ver una o dos horas de película, pero todo el mundo sabe rápidamente los jugadores que estamos mirando.”

Al no haber podido entrar en las universidades durante la temporada debe llamar a tantos chicos como puedan para poder conseguir sus antecedentes. Ahora es un buen momento para hablar con lo chicos ya que tienen tiempo hasta la primavera.

BILL TOBIN

Ostenta el cargo de personal ejecutivo. Es el padre de Duke Tobin y tiene una gran experiencia en los front office de la liga. Tenía el mismo trabajo que su hijo en los Chicago Bears. En Chicago era la mano derecha del GM Jim Finks. Estuvo en el cargo durante los 70 hasta inicios de los 90. En 1979 insistió muchísimo para que los Bears apostaran por Joe Montana pero Finks no le hizo caso y los 49ers lo eligieron en tercera ronda, la ronda en la que querían cogerlo los Bears. También fue uno de los responsables del gran equipo de los Bears que ganó la Superbowl de 1985 con un palpel calve enla elección del QB Jim McMahon en 1982 que les llevaría a lo más alto. En 1987 pasó a ser el general manager y fue el responsable de la elección del entonces QB y ahora HC de Michigan Jim Harbaugh. Mantuvo un equipo competitivo hasta 1991 y se marchó en 1993. Fue general manager en los Indianapolis Colts donde tuvo un enfrentamiento con el analista Mel Kiper en 1994. Kiper entonces era bastante desconocido y creía que necesitaban un QB como Trent Dilfer ya que solo contaban con Jim Harbaugh. Sin embargo con el pick 2 global Tobin eligió al RB Marshall Faulk. También tenían el pick 7 tras traspasar al QB titular Jeff George a Atlanta pero los Colts subieron al 5. Todo el mundo esperaba que eligieran a Dilfer, pero eligieron al LB de Nebraska Trev Alberts. Alberts consiguió tan solo un sack en tres años en los Colts antes de retirarse por una lesión. Kiper dijo que era el típico movimiento de los Colts y que por eso siempre elegían en segundo lugar. Tobin respondió “¿quien demonios es Mel Kiper? Critica a todo aquel que elija. Tiene las respuestas sobre quién deberías y a quien no deberías elegir. Y lo que sé de él es que nunca ha sido entrenador, nunca ha sido ojeador, ha sido administrador y de repente es un experto. No debemos coger a nadie que diga Mel Kiper. No tiene más credenciales para hacer lo que hace que mi vecino. Y mi vecino es cartero y ni siquiera tiene un abono de temporada para ver los partidos.” Tobin estaba realmente molesto por las críticas mientras que la ESPN estaba encantada con todo lo que provocó. El pick número 1 de aquel draft fue para los Bengals que eligieron al DT Dan Wilkinson, de quién se decía que era el mejor DL desde Reggie White. Los Bengals rechazaron varias ofertas para elegir a Wilkinson. Tobin fue despedido de los Colts en 1997 después de un 3-13. Luego fue director de  personal en los Detroit Lions y asesora a nuestro equipo desde 2003.

ANDREW JOHNSON

Trabaja como scouter en la Northeast área. Por lo que es el responsable de que el QB Jake Dolegala llegara a nuestro equipo. Sé que un jugador que no llega a jugar un partido oficial no se debería destacar, pero es un jugador con bastantes adeptos en nuestro grupo.

Jugó al football en la universidad de Cornell donde era un valioso jugador de equipos especiales. Lo movieron en varias posiciones, desde LB, DL y TE. En mayo de 2015, justo antes de jugar su última temporada es entrevistado por los Bengals y es contratado como becario el febrero del año siguiente. Pero no tardó en subir escalafones. Su trabajo finalizaba después del rookie minicamp en mayo pero destacó durante tres meses y lo contrataron como ayudante de scouting tres días antes que terminara su contrato. Después siguió con el mismo trabajo durante dos años. Luego fue ascendido para ser el Northeast scout, una zona que abarca los territorios que van desde Maine hasta Carolina del Norte.

No es alguien con conexiones familiares dentro del mundo del football, como sucede muchas veces, con lo que su determinación y amor por este deporte le han llevado a tener éxito. Según Johnson “normalmente hay una conexión de estas por entrar. Pero desde los 12 años sabía que era lo que quería hacer.”

El trabajo es duro, sobretodo durante la temporada donde hay muchos viajes. Se pasa en la carretera de agosto hasta mediados de octubre haciendo visitas a las universidades. Cubrirá unas 30-35 visitas a las universidades. Un día completo incluye diferentes reuniones con personas de cada programa, viendo los entrenamientos y a veces viendo video para analizar qué jugadores podrían tener un impacto como profesionales. Uno de los jugadores que siguió Johnson de forma constante en su época en Wake Forest fue el Safety Jessie Bates elegido en segunda ronda. Fue sin duda uno de los momentos más destacados de su carrera. El deseo de Johnson es ser general manager. Según él “GM o bust. Y lo más importante es ganar una Superbowl con Cincinnati. Los Bengals no han ganado nunca una Superbowl y quiero ayudar a traer una.”

CHRISTIAN SARKISIAN

Trabaja de scouter en la zona Northwestern desde 2018. Anteriormente realizó prácticas en los Bucaneers y los Falcons. Antes había trabajado en el National Football Scouting. La gran mayoría de equipos de la NFL forma parte de algún servicio de scouting. Uno es el National y el otro el BLESTO. A cambio de unos 100.000 dólares anuales y la aportación de uno de los scouts de la franquicia. Los Bengals están en el National mientras que nuestros rivales de división tanto Browns como Steelers forman parte del BLESTO mientras que los Ravens son uno de los cinco equipos sin afiliación. De estos servicios es donde salen los jugadores que se invitan a ir a la Combine y los miembros de cada servicio pueden acceder a los informes centralizados que hay de cada jugador.

GEOFF SMITH Y SAM FRANCIS

Smith es el consultor tecnológico de scouting desde 2004. Se trata de un proveedor externo para ayudar a integrar todas las dadas de analytics. Además el equipo también usa un consultor externo muy conocido, Pro Football Focus. Todos conocéis a nuestro ex WR Chris Collinsworth, quién está temporada ha sido igualado por el rookie Tee Higgins en más recepciones en la temporada de novato en la historia de la franquicia. Pues Collinsworth es el socio mayoritario de Pro Football Focus. El departamento de PFF situado en Cincinnati se encarga de hacer ese trabajo para nuestra franquicia. Este servicio ya se prestaba en la época de Marvin Lewis, quién llegó a decir que no era fan de PFF y que no tenían ni idea de football. En 2016 Collinsworth llegó a decir que eran 24 los equipos que usaban el servicio de subscripción de PFF que mide el rendimiento de los jugadores. Los números avanzados se usan para crear eficiencias en las áreas de la planificación de los partidos y la exploración profesional. Por lo que se refiere al scouting universitario, Tobin y su equipo crean sus propios estudios de analytics.

Sam Francis es el único analista de datos de la franquicia. Los Cleveland Browns tienen a siete personas con su función y los Chiefs dos. Con 25 años es licenciado en matemáticas y economía, llegó hace dos años y se dedica a analizar a los jugadores del draft, planes de partidos, gestión del juego y rivales. Vive a ocho minutos andando del Paul Brown Stadium lo que le permite pasar tantas horas como los entrenadores en la oficina.

DEBBIE LAROCCA

Es la personal asistente. Trabaja en la configuración de la tarjeta que tiene Mike Brown en sus manos en el momento de hacer la elección del draft. La tarjeta se hace desde la monstruosa base de datos electrónica que tienen los Bengals que sale de una simulación de dos minutos que se ha ido construyendo desde el mes de agosto con todas las posibilidades. Según Tobin “es una función de base de datos en lugar de una función de introducción. La introducción es una función antigua y no lo hacemos. Recopilamos y recopilamos los datos en formato electrónico y las cargamos a nuestro sistema.”

Los Bengals tenemos uno de los departamentos de scouting más pequeños de toda la liga. Si lo comparamos con los 49ers por ejemplo, tienen un total de 21 personas. Hemos podido ver el equipo de Duke Tobin para planificar la temporada y la lotería del draft. Esperamos que ese día, a nuestro calvo de la lotería del draft la suerte le acompañe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.