Historias de los Bengals

BOB JOHNSON: THE ORIGINAL

Todos los aficionados al fútbol americano participamos en alguna liga fantasy cada temporada. Uno de los momentos más divertidos es el draft para empezar a construir tú equipo. Es clave por dónde empiezas el equipo. Pero ¿a quién elegiríais si tuvieseis que construir un equipo real? En esta tesitura se encontraron los Bengals en 1968 en su primera temporada en la AFL. Habitualmente nos quejamos de que nuestro equipo no invierte en la línea ofensiva, pero nuestra primera elección de la historia con el pick número 2 del draft fue un center. Se trata de Bob Johnson, a quién se le conoce como “el original“ y es el único jugador que tiene su número, el 54, retirado por parte de la franquicia.

El día que drafteamos a nuestro hombre en las trincheras empezó la ofensiva Tet por parte del Viet Cong que provocó el caos político social en EUA al ver que no se estaba ganando la guerra

Robert Douglas Johnson nació el 19 de agosto de 1946 en Gary, Indiana. Se crió en Cleveland pero no la que está en Ohio, sino en Tennessee. De modo que jugó al fútbol americano en la Universidad de Tennessee, donde fue el primer jugador reclutado del entrenador Doug Dickey. Era un center que media 6’5 pies y pesaba 262 libras. Fue nombrado All-Southeastern Conference (SEC) y All-American en 1966 y nuevamente en 1967. Obtuvo el Trofeo Jacobs, otorgado al mejor bloqueador de la SEC, y el Birmingham Touchdown Club lo nombró el Lineman más destacado de la SEC. Johnson terminó sexto en la votación del Trofeo Heisman que para un center no es nada habitual. También en 1967, fue nombrado Academic All-American y fue vicepresidente de su clase mientras obtenía un título en ingeniería industrial. Johnson y su novia salían juntos desde la secundaria, eran estudiantes de UT y querían casarse antes de graduarse. El único momento que su entrenador permitía una boda durante la temporada era antes de la Orange Bowl. Así que se casan el 16 de diciembre de 1967 y luego viajan en avión a Miami donde pierden ante Oklahoma y de inmediato a la Senior Bowl en Mobile, Alabama. “Pasé la primera semana de mi luna de miel con 40 chicos que conocía y la segunda semana de mi luna de miel con 40 chicos que no conocía”, dice Jane Johnson. “Pero fue agradable porque soy del área de Mobile y mi familia estaba allí”. En aquel momento la Senior Bowl era un partido con bastante rivalidad. El equipo del Sur solo había ganado dos de sus 11 partidos anteriores. Y el center de Tennessee, Bob Johnson, pensó que era hora de cambiar eso. “Había un sentimiento en nuestro equipo de que queríamos hacer algo sobre la mala actuación del Sur en los all stars y las Bowls. La Senior Bowl era el más grande entre ellos, incluso si la Conferencia del Sureste fue 1-4 en las Bowls como lo hicimos nosotros, siento que recuperamos mucho terreno al ganar este”. El South ganó 34-21.

Paul Brown llevaba fuera del football cinco años cuando creó a los Bengals con su hijo Mike Brown en 1967. Cuando estaba en Cleveland, la NFL tenía 12 equipos y hacían el draft en el salón de un hotel con cada equipo en una mesa. Ahora Brown está alojado en su propia sala de draft en las oficinas temporales del club en el piso 18 de la Torre Carew de Cincinnati. A pesar de la niebla matutina sobre el río Ohio, hacia abajo entre la nueva Provident Tower y el Central Trust Building, se ven los inicios de las obras de construcción del Riverfront Stadium. El nuevo equipo de Paul Brown tiene la segunda selección en su draft inaugural de 1968, hay 27 equipos en dos ligas diferentes eligiendo jugadores en el período previo a la fusión de 1970. En el tablero ya no hay un desplegable de cartón con los nombres de los jugadores como hacía antes. Sino que Brown se moderniza y supervisa a un personal con diversos scouts y entrenadores asistentes. Esa mañana, Brown, en una clásica foto en el Cincinnati Post y Times-Star, se une a algunos de sus entrenadores asistentes en la sala de draft de los Bengals con Bill Johnson, Jack Donaldson y Tom Bass. También estarán el director de personal de jugadores, Al LoCasale, con el asistente Pete Brown. Mientras que el asistente del general manager Mike Brown estará agregando sus propios informes de exploración.

En las primeras oficinas de los Bengals no había biblioteca

Por su parte, Bob Johnson no sabe cuánto tiempo durará la primera ronda. Él piensa que terminará en 45 minutos y ni siquiera está seguro de a qué equipos les gusta. Johnson tiene una conversación con dos equipos antes del draft. “Uno me asustó,” dice Johnson. “Los Bears me dijeron que me iban a elegir en el número 16 y me cambiarían a la defensa. No había jugado en la defensa desde la secundaria. También hablé con los Cowboys.” Entonces, los ojeadores solo estaban al tanto de los tipos que veían y sobre la marcha se discutía y debatía antes de hacer las elecciones. Pero no hay discusión sobre Johnson, el center All-American de Tennessee. Paul Brown quería un tipo fundacional y lo consiguió, no solo debía ser un buen jugador, sino también una buena persona. Según Mike Brown Mi padre sintió que, dado que era la primera elección, tenía que ser alguien con carácter. Bob fue un jugador muy sólido. Durante su tiempo aquí siempre fue uno de los líderes del equipo. Si quieres una comparación, sería Andrew Whitworth. Los otros jugadores lo escucharon porque respetaron su inteligencia, la forma en que vivía su vida, como entrenaba y se comportaba con el equipo.” La elección de Johnson respondía a la filosofía de Paul Brown. Eres tan bueno como tu línea ofensiva, que protege al quarterback y abre carriles para el juego terrestre. Con un equipo de fútbol americano que construir, Brown sabía que tendría que trabajar en la línea ofensiva comenzando con posiblemente la posición más vital de todas, el center. Entonces el center era posiblemente la posición más importante porque era el que gritaba los audibles de la línea ofensiva (que en gran parte todavía se aplica hoy) y había muchas más carreras interiores que en la actualidad. Cuanto mejor sea el center, donde comienza cada jugada ofensiva, mejor juega la línea ofensiva. En la mente de Brown, todo comenzaba con el center. Johnson fue elegido en la segunda posición por detrás del OT Ron Yary, miembro del Hall of Fame. Paul Brown dijo que el fichaje “nos asegura que estará en el fútbol profesional durante mucho tiempo”. Ese draft tenia un total de 17 rondas pero la primera ronda duró cuatro horas. Cuando Johnson regresa a su apartamento en la residencia para estudiantes en la Universidad de Tennessee al terminar una clase para obtener su título de ingeniería industrial, Jane Johnson, su esposa desde hacía seis semanas, le pregunta, “¿Qué es un Bengal?” “Sabía que era un equipo de expansión. Sabía que estaba en Cincinnati y que el entrenador Brown era el jefe. Eso es todo lo que sabía,” según Bob Johnson. “Crecí en Cleveland, Tennessee, y los equipos más cercanos eran Washington y Cleveland, por lo que los Browns estaban bastante en la televisión y yo sabía quién era el entrenador Brown“. La edición final de el Post y el Times es con Johnson y la elección de los Bengals en la segunda ronda, el edge del estado de Utah Bill Staley. “Bengals elige a dos líneas”. “Se puede ver el patrón,” dijo Brown eufórico después de que se anunciaran las dos primeras opciones de los Bengals, escribió Dick Forbes al día siguiente en The Cincinnati Enquirer. “Sin los hombres al frente, no hay nada detrás. Johnson tiene una tremenda velocidad y rapidez. Es una persona de clase. El tipo con el que construyes”. Johnson no tenía un agente, pero su padre le pide que piense en lo que podría ganar con la oferta de la Escuela de Negocios de Harvard dentro de 20 años. Johnson hace números y tiene claro que “todo el mundo quiere jugar al fútbol americano profesional y la forma como funcionaba, aunque ni de cerca movía el dinero de hoy, todavía era cuatro o cinco veces más de lo que ganaría un ingeniero graduado.” Así que los Bengals firmaron a Johnson el 14 de junio de 1968 y sería capitán del equipo durante la mayor parte de su estancia en Cincinnati. Se instalaron en Glendale, la zona de Cincinnati donde vivían entonces Paul y Mike Brown con lo que las familias se conocieron bien. Mike Brown cuenta una historia de aquellos días dónde “Bob me salvó la vida”. Una noche Mike Brown paseaba con su Golden Retriever y son atacados por un Doberman Pincher. “Mi perro apenas está vivo y estoy bastante destrozado. Estoy tan cansado que estoy en el suelo y no puedo moverme”, dice. Johnson escucha el ruido desde una fiesta cercana y acude al rescate, le dice a Brown que sostenga a su perro mientras él agarra el Doberman por las patas traseras y lo aleja del actual propietario.

El primer partido oficial de nuestra historia lo perdimos en el campo de los San Diego Chargers por 29-13. Pero los Bengals derrotaron a los Denver Broncos 24-10 y a los Buffalo Bills 34-23 en sus dos primeros partidos en casa de la temporada regular. Sin embargo la temporada terminaría con 3 victorias y 11 derrotas. El corredor Paul Robinson lideró la AFL en yardas de carrera con 1.023 y fue nombrado Novato del Año. Mientras que Johnson fue elegido para jugar la Pro Bowl en su año rookie.

Bob Johnson no llevaba el casco que nos enamoró pero tampoco ninguna franja lateral

En su segunda temporada el equipo drafteó con el número cinco del draft a quién debía ser el quarterback franquicia, Gregg Cook, proveniente de los Cincinnati Bearcats. Se empezó con 3 victorias seguidas pero se terminó con un balance de 4-9-1 en la última temporada jugando en el Nippert Stadium.

Después de ganar su primer partido en la NFL, en el flamante Riverfront Stadium, los Bengals perderían los seis siguientes. Sin embargo, después del comienzo 1-6, los Bengals ganarían el resto de partidos. Acabamos con un 8-6 y ganando la recién creada AFC Central y nos clasificamos por primera vez para los playoffs. Caímos por 17-0, ante el campeón de la Super Bowl, los Baltimore Colts. El quarterback de Cincinnati, Greg Cook, estuvo en la injury reserve por una lesión en el hombro que finalmente terminaría con su carrera después de volver de forma prematura para terminar la temporada, Virgil Carter asumió el rol de titular. En solo su tercera temporada, los Bengals de 1970 establecieron un récord en la liga al ser el primer equipo de expansión de la NFL que entró en playoffs dentro de sus primeras tres temporadas de existencia. El equipo es uno de los cuatro equipos desde la fusión de 1970 que comienza la temporada 1-5 o peor y se clasifica para los playoffs, los otros son los Kansas City Chiefs de 2015, los Indianapolis Colts de 2018 y Washington Football Team de 2020.

En 1971 después de una lesión del QB Carter, al QB al que empezó a darle el balón para iniciar las jugadas Johnson fue al rookie Ken Anderson, elegido por Cincinnati en la tercera ronda de ese draft. El equipo acaba con un 4-10 y perdiendo 6 partidos por 4 puntos o menos.

Comenzando la temporada de 1972 ganamos cinco de los siete partidos iniciales. Los Bengals parecían preparados para ganar la división como lo habían hecho en 1970. Pero perdieron un partido divisional clave en Pittsburgh, 40-17, seguido de un par de derrotas ajustadas en casa contra Oakland 20-14 y Baltimore 20-19. Paul Brown le dio a Ken Anderson el puesto de quarterback titular, y los Bengals respondieron ganando tres de los últimos cuatro encuentros y acabar 8–6 pero quedan fuera de los playoffs una vez más. Tres veces en su historia, los Bengals han ganado sin anotar un touchdown, una de ellas fue el 24 de septiembre de 1972, con los cinco field goals de Horst Muhlmann desde 41, 32, 20, 32 y 34 yardas que permitieron celebrar una victoria por 15-10 sobre Pittsburgh en el Riverfront Stadium. Además dos veces en la historia de los Bengals, dos jugadores de Cincinnati han superado las 100 yardas terrestres en el mismo partido, y el primero llegó el 29 de octubre de 1972, cuando el fullback Doug Dressler ganó 110 yardas y el running back Essex Johnson corrió para 103 yardas en un partido ante Houston que acabó 30-7.

Bob Johnson iniciando el snap con Ken Anderson una imagen habitual en los setenta (Foto de George Gojkovich/Getty Images)

En 1973 los Bengals empiezan con un 4-4, en el tramo final ganan sus últimos seis para ganar su segundo título de la División Central de la AFC. Cincinnati llegó por segunda vez a los playoffs, perdiendo ante el futuro ganador de la Super Bowl, Miami por 34-16. El RB Essex Johnson se convirtió en el primer bengalí en lograr más de 100 yardas corriendo y recibiendo en el mismo encuentro. Corrió para 121 yardas en 21 intentos y consiguió 116 yardas en dos recepciones el 30 de septiembre de 1973 en San Diego. Quizás un de los mejores momentos de la temporada para los Bengals fue ganar al campeón de la NFC, los Vikings, por 27-0. El año siguiente el equipo termina con un balance de 7-7 y queda tercero en la AFC Central. El quarterback Ken Anderson jugó a gran nivel y acabó siendo el líder de pases de la liga.

En el draft de 1974 los Bengals habían elegido a un RG bastante conocido por todos, Dave Lapham en la tercera ronda. ”Sus intangibles era tan altos como los mejores con los que haya estado”, según Lapham, Johnson era un jugador “extremadamente inteligente. Con unas habilidades de liderazgo fuera de serie. Traté de ponerme bajo su tutela. Respetaba la perspicacia y el coeficiente intelectual de Bob en el football. Me gustaba estar con él. Un chico inteligente”.

Los Bengals empezaron la temporada de 1975 con seis victorias consecutivas y alcanzaron un récord de 11-3, su mejor marca en temporada regular. Sin embargo los Bengals perdieron ante Oakland, 31-28, en la ronda divisional de los playoffs. Ken Anderson acabó por segundo año como líder de pases de la NFL. El equipo se clasificó para los playoffs por tercera vez en solo ocho años de existencia, pero 1975 sería la última vez que llegaron hasta 1981. A pesar del gran récord de los Bengals, solo estaban 3-3 en los duelos divisionales. Perdiendo dos veces ante los futuros campeones, los Steelers, y perdiendo en el duelo de Ohio ante un equipo que iba 0-9, los Cleveland Browns. Aparte de los duelos divisionales, los Bengals ganaron los 8 partidos contra equipos que no pertenecían a la AFC Central.

Paul Brown había anunciado su retirada después de 41 temporadas como entrenador y nombró a Bill Johnson, su asistente durante mucho tiempo, como el sucesor, por delante del futuro entrenador de San Francisco, Bill Walsh, quién dejó el equipo para ser coordinador ofensivo de los Chargers. Brown continuó como general manager. Los Bengals adquirieron al defensive end Coy Bacon en un intercambio con San Diego y drafteraron al corredor Archie Griffin, el dos veces ganador del Trofeo Heisman de Ohio State. Los Bengals ganaron nueve de sus primeros 11 encuentros y terminaron 10-4, pero no llegaron a los playoffs.

En 1977 el corredor de segundo año Archie Griffin luchó por aprender el juego de la NFL corriendo solo 549 yardas sin ningún TD. Una derrota ante Houston en el último partido nos costó los playoffs. El equipo terminó con un récord de 8–6.

La siguiente temporada empieza sin Ken Anderson que se perdió los primeros cuatro partidos por un hueso roto en la mano derecha, y Homer Rice reemplazó a Bill Johnson como entrenador después de empezar 0-5. El equipo tenía un balance de 0–8 y 1–12 antes de recuperarse con Rice para ganar los últimos tres partidos. En el final de temporada, los Bengals derrotaron a Cleveland 48-16. Al finalizar la temporada de 1978 Johnson decidió retirarse después de no ser titular por primera vez en su carrera. Johnson fue el último jugador en retirarse de todos los que disputaron la primera temporada de los Bengals. Su número 54 fue retirado por el equipo y sigue siendo el único número que el equipo ha retirado.

Bob Johnson con su familia el día de su retirada

Sin embargo, en 1979 cuando el center de los Bengals, Blair Bush sufrió una lesión en la rodilla los Bengals le pidieron a Johnson que regresara a media temporada, aunque fuera como long snaper y disputa 5 partidos. Defendió la camiseta de Cincinnati en 154 partidos.

Después de retirarse como jugador, Johnson trabajó como analista en la radio de los Bengals de 1981 a 1985. También trabajó como analista en algunas transmisiones de fútbol americano universitario de ESPN en 1979 antes de su regreso para jugar de nuevo con los Bengals. Además, desde su época de jugador siempre ha destacado con sus negocios. En 1989, fue incluido en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Universitario.

Bob Johnson tiene el honor de ser el primer jugador de la historia de los Bengals y el único en tener su número retirado. Alguien que es capaz de proteger al hijo del dueño del ataque de un doberman, en mi opinión es una garantía para proteger a mi quarterback. No descartemos que algún día se incluya esa prueba para la combine para la OL si la NFL cree que sube la audiencia de la combine. Bromas a parte, hemos tenido jugadores mejores pero nuestro primer jugador y el último en retirarse de ese equipo inicial tenga ese reconocimiento lo convierte en algo único. Jugó once temporadas en Cincinnati y volvió para ayudar al equipo una vez retirado pero al haber perdido peso lo hizo de long snaper. Con la inclusión del anillo de honor se podrán recordar el resto de leyendas de los Bengals sin necesidad de retirar dorsales. Nadie más de nuestro equipo ha llevado nunca ni llevará el 54 que no sea “the original”, por lo que no me negareis que ningún otro equipo tiene una historia tan original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.