AnalisisBengals 2017

Browns 7 – Bengals 31

NO ME GUSTÓ

 

Juego de carrera

No llegamos ni a un miserable porcentaje de 3 yardas por carrera (y eso que las escapadas de Dalton ayudaron a maquillar la estadística). Para un equipo que corre hasta 30 jugadas, y con una ventaja en el marcador que mantener (y por tanto consumir tiempo) es realmente preocupante. Volvimos a sufrir muchas paradas detrás de la línea de scrimmage, por lo que nuevamente debemos mirar a la línea ofensiva como una de las responsables.

 

Ni la paciencia de Mixon, la contundencia de Hill o la elusividad de Bernard sirven para hacer funcionar esta parte tan importante de la ofensiva. No utilizamos al fullback (sólo McCarron jugó menos snaps que Hewitt entre los jugadores de ataque); ni tampoco la línea, supongo que por los constantes movimientos de jugadores, ayudó subiendo al segundo nivel (en jugadas de carrera me refiero, no screens). Nuestro juego terrestre fue desactivado por un equipo sin su NT titular (Shelton) ni buena parte de sus LBs. Hay que trabajar mucho en este apartado.

 

 

Fisher y Ogbuehi

Una pareja clásica en esta sección. El año pasado asistimos al esperpento de ver cómo Ogbuehi era sentado un drive sí y otro no, entrando Winston en su lugar. Este año hemos mejorado el carrusel, añadiendo a Andre Smith y Fisher. El gordito va a acabar a la línea con tanto trabajo, ya que cuando no es en un lado es en el otro, y lo mejor (o peor) es que mejora las prestaciones de los anteriores. ¿Van a volver a poner el calor en Cleveland como excusa a tanta rotación? No se puede esconder por más tiempo el elefante en la habitación. Fisher y Ogbuehi han sido sendos fiascos, que difícilmente alcanzan siquiera la categoría de suplentes. Hay que encontrar una solución definitiva. No se puede seguir así, moviendo continuamente los jugadores a ver si mágicamente las piezas encajan. Estos dos al banco (o a la grada), fijar a Smith en un lado (el izquierdo o el derecho, donde menos daño haga), y encontrar en la plantilla otro jugador que pueda hacer de OT. Recordemos que tanto Boling como Hopkins han jugado en esa posición.

 

Ya que estamos con la OL, recuperamos un clásico: el snap de Bodine a los pies de Dalton… Este es otro que ya por inercia tendemos a olvidar, pero que sigue siendo un lastre (por lo menos recuperó el fumble de Hill, fue lo único bueno que hizo). No seamos ilusos, a estas alturas no le van a cambiar; pero ojo si se lesiona porque T.J. Johnson acabó el partido tocado y puede perderse la visita de los Bills. Si es así, nos quedamos sin center suplente, y no sé hasta qué punto tendrán prevista esta contingencia.

 

 

Fumbles

Cometimos 2, que debieron ser 3 (no entiendo cómo no cambiaron la decisión tras el challenge de Jackson al pase claramente atrasado de Dalton). Los dos primeros sucedieron en un primer cuarto para olvidar, apenas salvado por el buen retorno de Jones. El primero hubiera debido suponer ponernos por detrás en el marcador; pero afortunadamente Gonzalez, para algunos el kicker que debimos draftear, falló el field-goal. El segundo lo recuperamos milagrosamente y después encauzamos el drive con una jugada rota bien resuelta. No siempre vamos a tener la fortuna de cara. El cuidado al balón debe ser prioritario, porque no somos tan superiores como para ser capaces de remontar cualquier circunstancia.

 

Lo de Hill ya empieza a ser de chiste. Critiqué el “castigo” a Ross, así que debo apoyar la decisión de darle confianza y seguir contando con él; pero no sé si lo suyo tiene ya remedio. Lo de Dalton, una nueva demostración de debilidad de la OL, a la que Dalton, por experiencia, debería estar pendiente. La atención a los detalles es fundamental. Sin llegar al extremo de Lewis de que lo justifique todo, la «ejecución» es clave en una actividad tan profesionalizada como ésta para distanciarse de la mediocridad.

 

 

Arbitraje

Hoy no lo traigo a esta sección porque los árbitros nos perjudicasen, sino todo lo contrario, porque señalaron tantas decisiones a nuestro favor, tanto las que pitaron como las que no, que me parece justo reconocer que no tuvieron su mejor tarde. No sé si la “carta” de Lewis al estamento arbitral tras el partido en Green Bay surgió efecto. Contabilicé hasta 4 situaciones de principio de partido donde salimos claramente beneficiados (bloqueos ilegales no pitados, discutible horse-collar a Green, el citado fumble en el pase lateral desviado de Dalton…). Si hay un equipo al que es más fácil pitar en contra que a nosotros, esos son los Browns.

 

Sin embargo, una vez ya el partido decidido, dieron la vuelta y empezaron con las compensaciones, nuevo síntoma de mal arbitraje. Interferencias de pase muy rigurosas, penalizaciones en los retornos, y sobre todo la falta personal a Burfict, pitada, no tengo ninguna duda, por ser quien es. Espero que este equipo arbitral no nos vuelva a pitar… a menos que sea el partido de vuelta contra Cleveland en casa.

 

 

Previsibilidad ofensiva

Pases telegrafiados, como el que casi nos cuesta un TD si los árbitros conceden el fumble, como yo creo que fue. Carreras por el centro dejadas a la improvisación del corredor. Ni una sola jugada mínimamente imaginativa o que se saliera del canon. Estamos de acuerdo que tal cómo transcurrió el partido no fueron necesarias, pero creo que nuestro ataque tiene potencial para no ser tan aburrido como es. Repito, no siempre vamos a encontrar equipos tan inofensivos como los Browns.

 

 

No hubo esta semana muchas acciones dignas de crítica, aun así, las tradiciones no hay que perderlas. Las cagadas por las que podéis votar esta semana son:

 

Jake Fisher por: “Ahora no lo entendéis, pero cuando gane el campeonato mundial de patinaje hacia atrás ya veréis”.

William Jackson por: “Mi nombre completo es William Jackson III porque hago las faltas de 3 en 3”.

Jeremy Hill por: “Este Ross es un aprendiz. ¡A ver si aprende cómo hacer los fumbles de un verdadero profesional del tema como yo!

Andy Dalton por: “Con toda la polémica sobre si el pase del fumble fue adelantado o no, nadie discute que iba a los pies del receptor”.

Russell Bodine por: “En realidad no fue un snap bajo, sino que intentaba matar un topo que se estaba riendo de mi todo el partido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.