Colts 23 – Bengals 34

Primer partido, primera victoria. Si eres seguidor bengalí y quieres seguir sonriendo, deja de leer en este momento. Probablemente, el triunfo sea lo único, o de las pocas cosas, que se puedan destacar del partido. Ciertamente, hubiera sido ingenuo pensar que el rodaje del equipo estaría al 100%, o que los defectos arrastrados del año pasado habrían desaparecido mágicamente. También el hecho de presuponer una victoria holgada, por más que nuestro equipo tuviera más calidad en sus filas, y nuestro oponente estuviera en fase de reconsolidación. Se jugó mal, se sufrió, pero se ganó, que el fondo es lo único que importa. Ahora bien, las sensaciones no permiten augurar una campaña exitosa cuando nos midamos a rivales de mayor entidad.

ME GUSTÓ:

Joe Mixon

Por momentos, parecía el único bengal con ganas de ganar el partido. Peleando cada yarda, contrariado cuando le paraban pensando que podría haber avanzado más. Dejándose la piel en cada snap, que es lo mínimo que se le tiene que pedir a quien vista el uniforme de un equipo profesional. En Indianapolis demostró que puede (y debería) ser la piedra sobre la que descanse nuestra ofensiva.

 

95 yardas por tierra (a pesar de que la línea, en su ídem, sigue sin ayudar demasiado en este apartado), más 54 yardas aéreas en 5 recepciones para convertirse en el 2º receptor del equipo. Su aportación fue determinante, incluyendo un TD lanzándose en plancha, jugándose el físico, tras Hubbard como improvisado fullback. Su habilidad para bordear por velocidad la defensa blanquiazul, y su capacidad para rentabilizar los screen con que acertadamente Lazor castigó su fogosidad, fueron claves en el encuentro.

 

Remontada

Superar un marcador adverso de 23-10 en cuarto y medio, hay que reconocer que tiene valor. Mérito en defensa, no dejándose anotar desde ese momento, mostrándose mucho más agresiva en las marcas individuales; y mérito en ataque, respondiendo con 2 TDs y un FG que se comió casi 6 minutos cuando la defensa más necesitaba un respiro. Por una vez, los ajustes al descanso surtieron efecto.

 

Una hazaña así, aparte del coraje físico, requiere un esfuerzo mental. Hay que tener fe en las propias posibilidades, y voluntad para llevarlo a cabo. No se me olvida que a falta de 35 segundos, Luck había llevado a sus Colts a nuestra yarda 15 y se mascaba la tragedia (que por repetida, hubiera sido lo más lógico que hubiésemos sufrido), pero pese a la inminencia de la desgracia la defensa no desfalleció. Creo que este carácter debe valorarse en toda su amplitud.

 

Clayton Fejedelem

Una estúpida (pero hay reconocer, justa) expulsión de Williams le convirtió en titular en defensa, pese a estar previsto que su intervención se limitaría a equipos especiales. Nunca he sido un gran fan suyo, pero hay que reconocerle la mejoría experimentada. No diré que es de pronto uno de los mejores safeties de la liga, pero desde luego, no desmerece con respecto a Williams para opositar a la titularidad.

 

Muy atento a taponar las vías de agua (10 placajes, 2º del equipo), suya fue la anotación que cerró el encuentro. Bien es verdad que, llevado por la euforia, se lanzó hacia la end-zone contraria cuando la sensatez hubiera recomendado arrodillarse para evitar posibles males mayores, ya que así también se ganaba el partido (querría destacar aquí que fue precisamente Bates, un novato, quien se lo estaba indicando, lo que demuestra un poco la madurez de nuestro nuevo safety titular). No descartaría que la liga sancione a Williams, por lo que es probable que el próximo jueves vuelva a tomar idénticas responsabilidades.

 

Nick Vigil

Después de una pretemporada discreta, Vigil demostró que la titularidad no le viene grande. Máximo placador del partido con 11 placajes (todos individuales) estuvo muy atento cortando de raíz los intentos de screen de los Colts (2 placajes fueron por detrás de la línea de scrimmage). Fue sin duda uno de los que salió reforzado del encuentro.

 

Turnovers

Se hizo mucho hincapié durante la pretemporada en esta faceta, y de momento, en el primer partido se ha rentabilizado al máximo. Como exponía antes, un fumble recuperado selló el triunfo, pero sin duda fue fundamental la intercepción de Brown cuando los Colts se disponían a anotar el primer TD del partido.

 

A estas dos hay que sumar la recuperación de un fumble tras un strip-sack de Dunlap (que los árbitros anularon por una falta que dará que hablar), y la inteligencia con que intentaron recuperar un fumble en un retorno tras un balón suelto por una buena acción de Wilson en equipos especiales, que los árbitros también anularon por una falta igualmente discutible.

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *