Bengals 2017Opinión

El equipo «B»

 

Tyler Boyd / Alex Erickson

Otra noticia sorprendente previa al TNF contra los Texans fue la no convocatoria de Boyd. Al principio se dijo que había sufrido molestias en la corva, pero después se desmintió (sobre este tema hablaré después). Aún no acabo de entender por qué razón prescindimos de un especialista en conversiones de tercer down en un partido que se antojaba complicado y de dominio territorial. 4 de 15 conversiones en 3er down, 1 de 2 en 4º. No, precisamente no andamos sobrados en este apartado.

 

Boyd no va a quemar defensas por su velocidad. Pero es un receptor muy técnico, que siempre está en su sitio si le sabemos buscar, y con buenas manos. No es capaz de conseguir mucha separación, es cierto, por eso digo que aunque no como arma principal, sí puede ser muy útil en 3ºs downs, en formaciones con varios receptores donde no tenga que estar defendido por el mejor CB rival.

 

Se dijo finalmente que no le activaron para poner en su lugar a alguien con mayor contribución en equipos especiales (quiero pensar que se referían a Core, quien sólo jugó 7 snaps en ataque). Pero si estamos pensando más en los equipos especiales que en revitalizar una ofensiva que llevaba 0 PUNTOS, es que obviamente, algo no se está haciendo bien. Otra cosa es que tras su inactividad haya otra historia que no nos han querido contar (falta de motivación en los entrenamientos, reprimenda por los drops, castigo por ser un seguidor steeler…). Quizá otro motivo de desagrado de la plantilla con la actuación de Zampese al preferir a LaFell sobre él. Recordemos: un pase fácil a la flat que debe estirarse para atraparlo en el suelo cuando de recibirlo de pie hubiera podido avanzar más, un pase exterior excesivamente largo cuando había superado a su marcador, una cómoda slant a los pies en tercer down… Dalton es malo, pero no TAN malo. Llamadme escéptico, o conspiranoico, quizá sea que me hago viejo y cada vez me creo menos de lo que veo y más de lo que imagino, pero ahí hay algo más. La falta de un líder como Whitworth se está echando de menos no sólo en el campo sino también en el vestuario.

 

Lo cierto es que desde su llegada el año pasado, a Boyd no se le ha sabido utilizar. Dijimos de él que podría ser un Sanu mejorado (incluso pasando), pero la falta de una ubicación definida creo que le ha perjudicado. Ahora por el exterior, ahora en el slot… Tiempo habrá de hacerle rotar cuando esté más asentado en la liga, pero en mi opinión, en su 2º año, lo lógico es que se centre y simplificar su aprendizaje. Y por lo que raja de Zampese en una reciente entrevista, parece que el ya ex-OC no hacía más que marearle. Junto a Ross, él es el futuro, no LaFell, y como tal tenemos que cuidarle y convertirle en el mejor WR posible.

 

Sea como fuere, la “inactividad” de Boyd sumada al “castigo” a Ross nos permitió ver más en acción a Erickson en ataque, y el chico no lo hizo nada mal. Creo que se ha merecido más participación en la ofensiva, ya sea como improvisado corredor (mejor él que no Ross) o incluso saliendo desde el slot (fue el receptor con mejor porcentaje de yardas por pase). Si la idea de Lazor es abrir el campo con múltiples receptores (como entrenador prefiere más el pase que la carrera, en esto no vamos a mejorar) creo que tiene legítimo derecho a convertirse en el 4º WR a utilizar en estas formaciones.

 

Si a vosotros se os ocurre alguna otra alternativa (Hewitt, fichar jugadores, etc.), tenéis a vuestra disposición la sección de «comentarios».

 

NOTA: Me gustaría dedicar el presente artículo a nuestos amigos de México que están pasando realmente un mal trago. Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.