Mock-draft NFL pre-combine

Como no todo va a ser hablar sobre Bengals, aquí dejo una predicción de la primera ronda del próximo draft, previo al combine, a la agencia libre, y a todo lo que queda por venir. Un simple entretenimiento.

1º) Cleveland Browns: Sam Darnold (QB-USC). Tanto tiempo esperando por un QB que no merece la pena precipitarse. No está listo aún para jugar, pero cuando lo esté, puede llegar a ser un QB de categoría. No sería mi elección favorita, pero la presión en Cleveland por cerrar de una vez este capítulo es asfixiante. Además, la historia con Manziel está tan reciente que cuesta imaginar que apuesten por Mayfield, aunque ambos QBs tengan muy poco que ver.

 

2º) New York Giants: Josh Rosen (QB-UCLA). Al igual que les pasara en los Colts con su hermano Peyton y Luck, los Giants tienen que aprovechar la rara oportunidad de verse tan arriba en el draft para asegurarse el relevo de Eli Manning, cuya edad ya empieza a pasar factura. Quizá lo más sensato sea dejarle un año aprendiendo en el banquillo, pero si tuviera que jugar, le avala su experiencia en college.

 

3º) Indianápolis Colts: Saquon Barkley (RB-PennState). Ante las dudas que plantea la salud de Luck, los Colts necesitan encontrar otra arma de destrucción ofensiva. Incorporar al mejor RB sin discusión del draft se antoja como necesario, aunque a costa de no reforzar una defensa que también necesita auxilio.

 

4º) Cleveland Browns (de Houston Texans): Minkah Fitzpatrick (FS-Alabama). La secundaria de los Browns necesita inyectar calidad con urgencia. Fitzpatrick puede ser la pareja ideal de Peppers en la posición de safety, pero también podría ayudar como CB en caso de necesidad.

 

5º) Denver Broncos: Quenton Nelson (OG-NotreDame). Cuando a Elway se le mete una cosa en la cabeza la termina consiguiendo. Si quiere a Cousins, moverá cielo y tierra (y roster) para conseguir el espacio salarial necesario para contratarle. Con la posición de QB cubierta, la siguiente necesidad es la OL, sonde este monstruito puede marcar diferencias.

 

6º) New York Jets: Baker Mayfield (QB-Oklahoma). Otro equipo en clara búsqueda de QB que tiene la fortuna de encontrar al que quizá termine siendo el QB por el que será recordado este draft (por lo bueno o por lo malo).

 

7º) Tampa Bay Buccaners: Bradley Chubb (DE-NorthCarolinaState). Los Bucs necesitan inyectar mordiente en una defensa que ha quedado última en sacks, lo que ha perjudicado claramente su defensa contra el pase.

 

8º) Chicago Bears: Calvin Ridley (WR-Alabama). Aunque el pobre rendimiento ofrecido por la unidad de receptores de Chicago en 2017 vino claramente marcado por las lesiones, es evidente que se debe aumentar la nómina de efectivos.

 

9º) San Francisco 49ers: Derwin James (SS-FloridaState). Si no consiguen renovar a Reid (otra cosa es que quieran hacerlo como consecuencia de sus lesiones), necesitarán cubrir su puesto.

 

10º) Oakland Raiders: Roquan Smith (ILB-Georgia). Gruden es una mente ofensiva, pero también es consciente que sin solidez defensiva, su proyecto no podrá tener mucho recorrido. Los Raiders llevan mucho tiempo sin nadie que fije la posición defensiva central.

 

11º) Miami Dolphins: Orlando Brown (OT-Oklahoma). Los Dolphins tienen muchos problemas en varias líneas, pero ninguno tan grave como la línea ofensiva. Es probable que se desprendan de Ja’Wuan James para ahorrar casi 10 millones y necesitarán un RT más dominante.

 

12º) Cincinnati Bengals: Mike McGlinchey (OT-NotreDame). La necesidad número 1 de los Bengals es contener la sangría en la línea ofensiva producida por dejar marchar a Whitworth y el fiasco en la elección de Ogbuehi en 2015. Se puede discutir el jugador (aunque éste me parece bastante fiable), pero no el puesto a reforzar.

 

13º) Washington Redskins: Vita Vea (NT-Washington). Los Redskins deben hacerse fuertes en defensa. Son vulnerables contra la carrera. Para cerrarla, nada mejor que esta bestia como nose-tackle de su 3-4. En la agencia libre, no hay demasiadas buenas opciones en la posición, y experiencias anteriores no resultaron demasiado exitosas.

 

14º) Green Bay Packers: Tremaine Edmunds (ILB/OLB-VirginiaTech). Otro equipo que necesita volverse más sólido en defensa para no perder por ahí lo que gana en ataque. Quizá la revolución de entrenadores sufrida por los queseros sirva para darse cuenta de una vez de la importancia de esta posición.

 

15º) Arizona Cardinals: Josh Allen (QB-Wyoming). Puede ser el gran robo, o la gran equivocación. Allen despierta muchas expectativas, pero me parece apresurado convertirle en titular en su primer año. Espero que los Cards depositen esa responsabilidad en un veterano mientras Allen se forma en los profesionales.

 

16º) Baltimore Ravens: Connor Williams (OT-Texas). Ciertamente, los Ravens necesitan wide-receivers, pero creo que su reciente experiencia con Perriman les va a retraer de adquirirlos en primera ronda. La marcha del RT Wagner les ha hecho más daño del esperado y Williams puede ayudar a recomponer esa unidad, aunque sea empezando como guard.

 

17º) Los Angeles Chargers: Da’ron Payne (DT-Alabama). Como ponerles un kicker en primera ronda me parece excesivo, voy con otra de sus necesidades: colocar como pilar de la defensa un tipo que mantenga al equipo con las ventajas que logra el ataque, sin necesidad de recurrir siempre a la heroica.

 

18º) Seattle Seahawks: Joshua Jackson (CB-Iowa). Creo que su máxima necesidad es reforzar la línea ofensiva, pero no veo disponible ningún jugador que merezca una elección así de alta, por lo que voy tras otra necesidad, la de CB, si como todo apunta, están dispuestos a desprenderse de Sherman.

 

19º) Dallas Cowboys: Courtland Sutton (WR-SouthernMethodist). Las dudas que empieza a generar la continuidad de Dez Bryant fuerzan a buscar una alternativa con las máximas garantías posibles. Creo que Sutton complementa el cuerpo de receptores de los Cowboys como possesion-receiver.

 

20º) Detroit Lions: Derrius Guice (RB-LSU). Detroit lleva sin un juego de carrera realmente dominante desde tiempos inmemoriales, y le vendría muy bien a Stafford que la presión ofensiva no siempre recayera sobre él. Un ataque que no fuese tan unidireccional le daría una nueva dimensión a estos nuevos Lions de Patricia.

 

21º) Buffalo Bills: Taven Bryant (DT-Florida). La salida de Dareus acrecienta la necesidad de reforzar el centro de la línea defensiva. El equipo de Buffalo debe hacerse fuerte desde la defensa.

 

22º) Buffalo Bills (de Kansas City Chiefs): Lamar Jackson (QB-Louisville). La broma de Taylor como QB no puede durar más tiempo. Jackson sería una mejora en el puesto de QB, necesaria en un equipo que ve desperdiciar su esfuerzo en el resto de posiciones.

 

23º) Los Angeles Rams: Marcus Davenport (DE/OLB-UTSA). Alguien que, en el lado opuesto a Quinn, aproveche también la atención que precisa Donald para entrar al rush puede convertir a los Rams en una auténtica pesadilla para las OL rivales..

 

24º) Carolina Panthers: Denzel Ward (CB-OhioState). Quiero creer que no serán tan cazurros de dejar ir al OG Norwell, y como tampoco veo WR diferenciales este año, ni safeties que merezcan 1ª ronda aparte de los ya mencionados, me decanto por otra necesidad, la de CBs.

 

25º) Tennessee Titans: Billy Price (OC-OhioState). La línea ofensiva de los Titans flojea por el centro. No es un equipo con un talento extraordinario, por lo que debe hacerse fuerte en el juego de carrera para evitar sufrir en partidos donde es claramente superior.

 

26º) Atlanta Falcons: Christian Kirk (WR-TexasA&M). Creo que un NT les viene mejor, pero no veo nadie disponible que merece salir en 1ª ronda, así que les elijo un receptor que complemente una unidad que sufre bastante cuando Julio Jones no está fino (que por suerte no son muchos días), y sin un WR2 realmente claro (Sanu sería para mí un WR3).

 

27º) New Orleáns Saints: Rashaan Evans (ILB-Alabama). Poco que decir del fulgurante ataque de los Saints, pero la defensa debe ser capaz de cerrar los partidos. La jugada por la que salieron eliminados en playoffs fue un accidente, pero no debieron llegar al final tan apurados.

 

28º) Pittsburgh Steelers: Leighton Vander Esch (ILB- BoiseState). La desafortunada lesión de Shazier obliga a los Steelers a emplear su primera ronda en tapar el enorme hueco que deja en el centro de la zaga acerera.

 

29º) Jacksonville Jaguars: Kolton Miller (OT-UCLA). La confianza depositada en Bortles se iría al traste seleccionando un QB, así que lo más inteligente será protegerlo con un LT mejor que Robinson (y pasar a éste al RT o incluso al OG).

 

30º) Minnesota Vikings: Maurice Hurst (DT-Michigan). En la mente de Zimmer, la presión al QB es exclusividad de la línea ofensiva. La pareja que acompañe a Linval Joseph en el centro debe tener este objetivo como prioritario.

 

31º) New England Patriots: Mike Hughes (CB-CentralFlorida). Butler no va a volver a los Patriots, por lo que si no encuentran sustituto en la agencia libre (que con el contrato que tienen invertido en Gilmore no será fácil), lo más lógico es traerlo en el draft.

 

32º) Philadelphia Eagles: Harold Landry (OLB-BostonCollege). Un poquito más de pass-rush nunca sienta mal a nadie, y Brady estuvo demasiado cómodo en la Super Bowl. Con más razón aún este pick si pierden a Nigel Bradham.

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *