Nada que reprochar, de momento

Tras asegurarse a George Iloka para los próximos cinco años y perder a Marvin Jones Jr. los Bengals consiguieron retener al último de sus tres principales agentes libres, Adam Jones. Además renovaron a Vinnie Rey y vieron marchar a Mohamed Sanu. Hasta ahora nada que objetar en cuanto al mercado se refiere.

Cuando Marvin se fue buscando mayor protagonismo y una oportunidad para progresar como jugador nada se pudo hacer al respecto. Cincinnati simplemente no le podía dar lo que él quería porque al parecer sí le ofreció cantidades parecidas a la de los Lions. Sin él la situación de Sanu tampoco cambiaba. El ex de Rutgers es un muy sólido número tres que destaca en el slot sobretodo, pero con versatilidad para jugar en el wildcat como quarterback o como running back. Los Falcons le van a pagar como a un número dos y eso es algo que los Bengals no debieran hacer. Ahora bien, Cincy necesita un nuevo número dos, no a Brandon Tate. Por eso insisto en el hecho de que no hay nada que objetar, hasta ahora.

En el caso de Pacman, el veterano cornerback era probablemente el agente libre que menos me hubiera importado perder, ya que por todo el talento que tiene hay ciertos aspectos de él que son polémicos por decirlo de una manera. Con las cifras en las que se va a mover su nuevo contrato los Bengals no iban a encontrar a nadie mejor, y tras la marcha de tantos entrenadores es aún más importante conservar la mayor parte de los jugadores familiarizados con el sistema del coordinador defensivo Paul Guenther. Cincy necesita competir ya, y quedarse sin un jugador muy bueno en su puesto y sin relevo aparenteDre Kirkpatrick no cuenta y Darqueze Dennard tiene más futuro como nickel corner – no era lo apropiado. Por tanto, de nuevo, nada que reprochar a los Bengals, por ahora. Veremos si gastan la primera ronda en un cornerback cómo lo justifican.

El caso de Rey, aunque no tan importante, es una espada de doble filo. Si el entrenador jefe Marvin Lewis le quiere como titular, como así lo indica su precio, está claro que el paso hacia adelante tomado en el primer día del mercado con la renovación de Iloka quedaría algo diluido. Significaría que están contentos con lo que tienen, cuando todos sabemos que precisamente en la unidad de linebackers es donde más se apreciaría una mejora sustancial. Si se le quiere como cuarto linebacker y líder de nuevo en equipos especiales, perfecto. Algo caro pero hay que tener en cuenta que lleva toda su carrera en Cincinnati y es el típico hombre de vestuario que cualquier entrenador quiere – no en vano, los Vikings de Mike Zimmer y los Dolphins de Vance Joseph habrían intentado hacerse con él -.

Parece que Cincy cierra la primera ronda del mercado sin aclararse qué va a pasar con Leon Hall y Reggie Nelson, dos partes fundamentales del éxito en TEMPORADA REGULAR de años recientes pero que han visto pasar ya sus mejores temporadas. ¿Deberían tratar de retenerles? Probablemente sí, pero perder a estos dos grandes jugadores, a pesar de su peso en la defensa en esta última época, no supondría el mismo quebradero de cabeza que dejar ir a Iloka. Además de que los Bengals necesitan ya dar más responsabilidad a los jóvenes que han ido añadiendo en el draft para la secundaria, como el propio Dennard, Shawn Williams o Josh Shaw.

Siguen quedando necesidades por cubrir, pero entre el draft y los veteranos que vayan siendo cortados próximamente hay más que candidatos adecuados para completar la plantilla. Una de las ventajas de los Bengals en el último lustro es que tienen un buen número de jugadores jóvenes dispuestos a disfrutar de más peso, como en el caso de wide receiver, donde Mario Alford debería ser tenido en cuenta para reemplazar a Sanu.

Pero teniendo en cuenta que mucha gente predecía desastre antes de abrirse el mercado, los Bengals no tienen nada que reprocharse, de momento.

 

Redactor en Cincyjungle.com
Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl

One Comment

  1. Pingback: Mucho que reprochar, como siempre – Bengals Hispano

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *