Bengals 2017Previas

Previa Bengals-Bills

En ataque:

Nos enfrentamos a la defensa que menos puntos permite por encuentro. En 4 partidos sólo ha concedido 4 TDs. Y ojo, que 3 de esos partidos han sido contra recientes finalistas de la Super Bowl. Por tanto, la tarea que tiene por delante nuestra ofensiva es titánica.

 

Su línea defensiva es de las mejores de la competición. Hughes es una pesadilla continua saliendo desde posiciones muy alejadas. Creo que será necesario reforzar por su lado con un TE en tareas de protección, ya que dejarle contra un OT es una locura, sobre todo porque también por ese lado puede entrar por dentro otro tiburón como el DT Dareus. Pero el otro extremo de la OL tampoco puede relajarse, ya que es la zona de influencia de otro rusher temible como Shaq Lawson, a quien sólo su lesión en la ingle podrá restar peligrosidad.

 

Va a ser un día largo para nuestra OL. Por si no hubiera suficiente, el OLB Alexander también se suma a la presión al QB con bastante frecuencia. A esto hay que sumar que normalmente defienden en zona, por lo que a Dalton le resultará más complicado detectar el emparejamiento más favorable, lo que en teoría derivará en necesitar más tiempo con el pocket limpio.

 

Como solución se me ocurre pasar rápido a los TEs en rutas slants por el centro, sabiendo que sus LBs no destacan mucho en cobertura (suponiendo que nos quede algún TE sano); así como preparar rápidas jugadas de “bubble screen” hacia las bandas. Olvidémonos de grandes ganancias de yardas, no va a ser posible. Hay que armarse de paciencia e intentar alargar los drives todo lo que podamos, porque la batalla posicional y tener a la defensa lo más descansada posible serán las principales tareas de la ofensiva.

 

Obviamente, si nuestro juego de carrera funcionase, ésta sería nuestra principal baza; pero si no ha sido productivo hasta ahora, no tengo motivos para pensar que vaya a cambiar mágicamente. Por supuesto, hay que seguir intentándolo, pero es necesario un cambio radical de filosofía. Se especula con la vuelta del OG Hopkins a la titularidad tras su lesión, lo que es buena señal, pero sobre todo, hay que pedir más a nuestros corredores. Hill ha perdido su explosividad, no puede seguir siendo titular. Además, no tendremos FB por la lesión de Hewitt. Hay que insistir con Mixon y Bernard, porque son los únicos con capacidad real de big-play por sí mismos, que me parece a mí la única alegría que nos pueda proporcionar el juego terrestre.

 

El juego de pase tampoco será fácil. A las dificultades ya citadas hay que sumar el buen estado de forma sus CBs titulares: Gaines y especialmente el rookie White. La necesidad de reforzar la defensa a Dalton provocará la disminución de receptores, por lo que nuevamente habrá que encomendarse a San A.J. Green. No veo que puedan disfrutar de muchas oportunidades la “segunda unidad” (Boyd, Erickson, etc.). Y si lo hacen, malo, será señal que estamos por detrás en el marcador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.