Bengals 2017Previas

Previa Bengals – Browns

El rival:

No os dejéis engañar por el balance de 0-10. Obviamente no son un buen equipo (todavía) pero no estamos tan lejos de ellos. Sus OT suplentes lo están haciendo mejor que nuestros titulares. Sus RBs corren más que los nuestros. Tienen menor arsenal aéreo, es cierto, pero poco a poco recuperan efectivos. Coleman ya está en activo (cuidado con su velocidad, sobre todo tras recibir el pase), y menos mal que la sanción a Gordon (quien ya ha vuelto a los entrenamientos para alborozo de toda la fanaticada Brown) le impedirá jugar este partido, porque es un WR pata negra que siempre nos ha hecho millones de yardas cuando nos hemos enfrentado.

 

Volviendo a sus corredores, Hue Jackson no está muy contento con ellos. Les ha criticado públicamente (¿os suena el estilo?) y esto puede hacer que salgan como motos. Crowell es muy peligroso de atrapar a campo abierto como consiga romper la primera barrera, y Johnson nos puede hacer polvo aprovechando su calidad como receptor fuera del backfield. Burfict deberá estar muy pendiente de ellos.

 

Para terminar el ataque, hay que mirar al QB, el eterno problema de nuestro rival divisional. No sé si tendrán la paciencia de mantener a Kizer en 2018 o buscarán otra solución, pero cada partido lo hace mejor. Sus pases son más precisos, poniendo el balón en ventaja para sus receptores, lo que sumado a la potencia que le imprime, le convierte en muy peligroso como no nos andemos con cuidado.

 

En cuanto a la defensa, Jackson les ha pedido que sean más activos en los robos de balón. en este tema han estado trabajando esta semana. Mucho cuidado cuando tengamos el oval como corredores (ya sea Mixon, o Green después de la recepción) porque intentarán provocar fumble. También un aviso para Dalton de que sea sumamente cauteloso sobre dónde pone el balón, que no se le vaya por arriba en los pases centrales, ni se le quede corto en los laterales, ni a contrapié de su receptor que no empiece a palmearlo y acabe en manos del defensive-back.

 

El partido de Cleveland no lo jugó Jamie Collins por lesión, por lo que nada cambia ahora con su inclusión en IR. La defensa de Greg Williams será igual de presionante con o sin él. Es su sello característico. La fórmula para tratar de sacar beneficio es castigar su ferocidad con pases a esa zona para forzarles a pensar si les merece la pena o no entrar en blitz. Su safety de 1ª ronda Peppers está lesionado, pero paradójicamente parece que juegan mejor sin él, o al menos, de forma más ordenada.

 

Sólo quedan 6 partidos para terminar el campeonato, y de las pocas alegrías con que los Browns pueden compensar a su sufrida afición es recompensarles con una victoria sobre el rival estatal. Estos derbys nunca son fáciles, pero con la presión añadida, van a saltar chispas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.