Previa Bengals – Colts

Regresamos a nuestra guarida, al Paul Brown Stadium, a lamernos las heridas de la última y dolorosa derrota. Dolorosa por ser contra quien fue, nuestros enemigos acereros, pero también por cómo fue, evidenciando que aún estamos a gran distancia de ellos en casi todos los apartados del juego, y siendo incluso ridiculizados en jugadas de engaño cuando el partido ya estaba decidido. Hay que pasar página cuanto antes y centrarnos en el próximo rival, unos Colts que llegan todavía con más problemas que nosotros: 2-4 en su división (aunque sólo a un par de partidos de la cabeza, no como nosotros que estamos a 3) y con su máxima estrella, Andrew Luck, sin fecha de regreso a los emparrillados.

 

Como ya he comentado en otras ocasiones, la distancia entre Indianápolis y Cincinnati es la menor entre equipos de la AFC. Apenas un par de horas en coche por la Interestatal-74. Esto hace que sea tradición el último partido de pretemporada entre ambos, por lo que no hay año que no nos veamos las caras aunque sea en tan intrascendente cita. No obstante, también nos hemos enfrentado con bastante frecuencia pese a no compartir división. 29 veces, con 19 triunfos para los de Indiana (2-0 en postemporada para ellos). Aunque en temporada regular hemos ganado 2 de los últimos 3, el recuerdo más reciente es la paliza de 2013 donde nos dejaron a cero (27-0 en el Lucas Oil Stadium). Como decía, la proximidad entre ambas ciudades hace que haya muchos jugadores y entrenadores de uno y otro equipo que sean naturales de la zona. Sin embargo, el único jugador en activo que he encontrado que haya pertenecido a ambas plantillas es de un lugar bien lejano: el estonio Margus Hunt.

 

Dirigirá el encuentro el equipo arbitral de Jerome Boger, antiguo quarterback universitario y actual agente de seguros de Georgia, cuyo hijo Tra llegó a jugar con los Packers y ahora está en la liga canadiense como defensive-back. Arbitro principal desde 2006, su momento más glorioso fue pitar la SuperBowl XLV entre Ravens y 49ers. Como anécdota, en un Rams-Bengals de 2011, tras pitar un holding contra San Luis, el infractor protestó: “eso no era un jodido holding”, que al llevar el micrófono abierto se escuchó en todo el estadio y también por televisión, lo que le costó además una penalización extras de 15 yardas por conducta antideportiva. Su balance cuando nos arbitra es de 3-6, y no lo hace desde 2014. Como curiosidad, su primer partido en Cincinnati, como juez de línea, fue contra los Colts. Es un árbitro riguroso en las faltas personales (cuidado Burfict) y excesivamente meticuloso en ese llamado “microarbitraje” tan molesto y tan de moda actualmente.

 

El día se presenta muy nublado, pero la probabilidad de lluvia no alcanza el 15%. Ligero viento, y temperatura rondando los 8ºC, porque ya empieza a hacer fresquito. Jugaremos de negro, tanto en camiseta como en pantalón. Ojito a los horarios, porque en España adelantamos la hora pero en América todavía no lo hacen, así que el partido comenzará a las 6 de la tarde (12 del mediodía para los amigos mexicanos, ahí no cambia nada). Es el fin de semana en que se celebra Halloween, una fecha que para nosotros suele ser terrorífica (por las lesiones, toquemos madera) pese a que el mundo se tiñe de nuestros colores naranja y negro. A ver si salimos disfrazados de buen equipo de football.

 

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *