Bengals 2017Previas

Previa Bengals-Texans

La clave:

Evitar que nos retransmita Movistar+ porque siempre nos gafa. Como esto será imposible porque escapa a nuestro control, analicemos entonces otras claves que sí estén en nuestra mano.

 

La primera de ellas, después de un partido de 5 pérdidas de balón, es evidente. Es un enfrentamiento entre dos equipos que la jornada inaugural no llegaron a los 10 puntos (bueno, nosotros, ni siquiera 1) y buenas defensas, así que la lógica prevé un duelo de baja anotación. Por tanto, cualquier detalle que pueda suponer un punto de inflexión en la dinámica general (y un turnover es más que un detalle), será fundamental para el devenir del encuentro.

 

Otro factor a considerar en juegos tan competidos son los equipos especiales. Si el ataque se atasca, y la defensa no reacciona, el revulsivo debe venir por medio de los retornos. Erickson de momento sólo está para eso, y más le vale empezar pronto a ser productivo. Tenemos en la plantilla muy buenos retornadores en college (Mixon, Ross, Boyd, Bernard), y habría que plantearse dejarnos de remilgos y usarles en esta faceta del juego. No podemos permitirnos desaprovechar ni el más mínimo resquicio para sacar ventaja.

 

Sabemos que es obligatorio, pero no por eso deja de ser una faena disputar un partido sólo 4 días después del anterior, sin apenas tiempo de prepararlo, recuperarse, ni mucho menos descansar. Pero es lo que hay (y aún es peor para ellos, que son quienes además tienen que viajar), así que la condición física, que a estas alturas tan tempranas del calendario aún no es del todo óptima, adquiere un peso determinante. Fundamentales por tanto las rotaciones que permitan a los jugones llegar frescos a la parte decisiva del partido, que si va por los cauces que se supone, serán los últimos minutos del 4º cuarto.

 

En definitiva, un partido que llega a ambos equipos con la presión de borrar el cero de su casillero de victorias (más urgente en nuestro caso, porque serían ya 2 derrotas en casa). Terreno abonado para errores y malas decisiones. Hay que mantener la mente fría, evitando distracciones ridículas, y con los 5 sentidos sobre el césped. Dos equipos con malos entrenadores y peores líneas ofensivas, que se llevará el menos malo de los dos. Mi corazón dice que nosotros, mi cabeza que ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.