Bengals 2017Previas

Previa Browns – Bengals

En ataque:

Seguimos esperando ver más capítulos de “la revolución Lazor”. En principio su idea es darle más balones a los “jugones” Green y Mixon. Tampoco parece de premio Nobel, pero por algo se empieza.

 

No obstante, en lo fundamental no se esperan modificaciones. Hopkins aunque ha vuelto a entrenar dudo que esté disponible para el domingo… ni que su impacto se note demasiado. A menos que decidan mantener el centro como está y lo saquen al exterior sustituyendo a unos Fisher y Ogbuehi que cada vez pintan peor. Por esta parte, debemos dar gracias que Garrett, la gran estrella Brown, aún no está recuperado; y Ogbah, el otro DE titular, está teniendo una temporada discreta. Sin embargo, la defensa de Cleveland no va a dejar de ser peligrosa. Su filosofía es la presión extrema. Mucho cuidado con los blitzes, especialmente por el centro.

 

Defender la carrera no es lo que mejor se les da a los Browns, aunque han mejorado desde el año pasado. Hill les hizo daño, por lo que tampoco vería mal insistir con un juego de castigo machacón porque al final creo que daría sus frutos. Y si no es Hill, que sea Mixon, o Gio, pero ahora mismo, con Dalton que empieza a ser discutido, cuanta menos presión dejemos en sus manos, mejor.

 

Si alguien conoce las virtudes y, sobre todo, las limitaciones de Andy Dalton, ése es Hue Jackson. Sabe de su imprecisión en el pase profundo, así que no le importará subir mucho personal al box para presionar. Sabe que casi siempre que colapsa en pocket (lo que pasa bastante a menudo), sale por piernas hacia su derecha, por lo ahí colocará sus piezas esperándole. ¿Qué podemos hacer? ¿Lanzar largo para sorprender? No. Si no tenemos peligro en la zona profunda (Ross se vuelve a perder otro partido), es absurdo intentarlo, sería perder el down. ¿Qué haga los scrambles hacia el otro lado? Si es malo lanzando en esta situación, como para pedirle que lo haga de forma antinatural. No, lo hay que hacer es reforzar lo que hacemos bien, esto es: lectura pre-snap, pase (o carrera) buscando la ventaja, y siempre soltando el balón lo antes posible. En «Pro Football Focus» apareció una estadística que decía que Dalton tiene un 80% de efectividad cuando el balón está menos de 2,5 segundos en sus manos, pero baja casi al 40% cuando supera ese tiempo. Creo que no hay más que añadir.

 

Contra Cleveland nos vamos a encontrar, como en Green Bay, una secundaria bastante poblada. Es posible que Green respire al no tener enfrente a su “bestia negraJoe Haden, pero quien le sustituya será igualmente un cornerback que juegue muy físico, precisamente el tipo de marcaje al que le tiene más alergia. Los defensive-backs son agresivos, pero no sólo en lo físico, como es su obligación, sino en su anticipación al balón, así que mucho ojo con aquellos pases que no vayan bien dirigidos, o excesivamente flotados, o desviados en la línea, como nos suele pasar a menudo. Además, suele haber 5 y hasta 6 DBs por jugada, por lo que si seguimos con la táctica de alinear doble TE para mejorar la protección (cosa que no veo mal) y permitir ese opción de pase-carrera a Dalton, no van a quedar muchas líneas de pase habilitadas. Vamos a echar de menos a Eifert.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.