Bengals 2017Previas

Previa Vikings – Bengals

La clave:

 

Tengo dos claves para el domingo: no lesionarse y no hacer demasiado el ridículo. Ganar no vamos a ganar, pero al menos, que no demos vergüenza. Tampoco es cuestión de lesionarse a estas alturas y comprometer la puesta a punto para 2018, ya que este año está ya amortizado (las últimas declaraciones de Lewis así lo dan a entender).

 

Por lo tanto, una vez descontada que la derrota es segura, sólo nos queda esperar que al menos sea un partido entretenido. Se puede perder de muchas formas (en esto somos expertos) pero por ejemplo, la de la semana pasada fue tremendamente aburrida. Los Bears no tuvieron apenas que esforzarse en jugar de forma espectacular para ganarnos. Hay que intentar dar la cara y que suden para derrotarnos. Aprovechar lo que conocemos de Zimmer para utilizarlo en su contra. Si son muy agresivos, preparar jugadas de screen, o hacer ir profundo a Green para contener a sus safeties. Cosas así.

 

También deberíamos aprovechar mejor nuestras visitas a la red-zone. Somos el equipo que ha chutado más field-goals, lo que demuestra nuestra incapacidad para avanzar cuando se acorta el terreno. Junto con el bajón de las segundas partes, éste ha sido uno de los más graves problemas ofensivos del año, y cuanto antes encontremos soluciones mejor.

 

En defensa, la clave será ver si esta segunda oportunidad que tienen los menos habituales de contribuir de forma más prolongada la aprovechan mejor que la primera (pienso en Evans, Russell, Billings, Fejedelem, etc.).

 

En definitiva, por si no había quedado claro, creo que palmamos. Y que palmamos bien. Y ojo, tampoco me lo voy a tomar a la tremenda. Es lo que hay, y los Vikings es un equipo que siempre me ha caído simpático. Prefiero reservar fuerzas para la última jornada en campo de los Ravens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.