Roster temporada 2017

Con la temporada 2017 a punto de comenzar, es el momento de dar un repaso a los jugadores que nos van a llevar a la próxima SuperBowl:

 

QUARTERBACKS (2): Andy Dalton, A.J. McCarron. (Jeff Driskel – IR return).

 

Poco que decir sobre Dalton que no hayamos comentado ya. Es nuestro comandante, para lo bueno y lo malo. El club ha engrosado sus huestes a la vez que reducido su armadura. Tendrá más objetivos con los que conectarse, pero menos tiempo para hacerlo. Del desarrollo de su capacidad para diseccionar distintas lecturas, habilidad para ejecutar con rapidez y precisión el release del oval, aplomo para sobreponerse a la presión que sin duda le llegará e inteligencia para no arriesgar la posesión del balón ante lo inevitable, dependerán muchas de nuestras esperanzas de éxito.

 

Del año pasado le quedó suspensa la asignatura de la end-zone. El pelirrojo cosechó su peor registro de touchdowns. Esperemos que al tener más y mejores receptores, remonte esta estadística. Igualmente encajó la mayor cantidad de sacks (41), y este año la cosa no pinta precisamente mejor. Será muy importante comprobar si ha mejorado el juego de pies de forma que le permita, no ya ser una amenaza corriendo (no lo es, aunque nunca le ha faltado arrojo para convertir primeros downs con sus piernas), sino moverse con soltura en el pocket para eludir a los rushers y evitar sacks (con sus peligrosos fumbles) o salir en scramble para localizar a sus compañeros con la jugada rota, o como mal menor, provocar un pase incompleto.

 

En previsión de cualquier contingencia tenemos en el banquillo a McCarron, un QB con mejor cartel que juego. Esta pretemporada en la que ha tenido abundante participación le he visto detalles inaceptables para un QB de 4º año: malas lecturas, pases erráticos, indecisión… Sabe que no le va a quitar la titularidad a Dalton, pero tenía muchos ojos puestos sobre él para cuando sea agente libre, y en mi opinión, no respondió a las expectativas. Si son ciertos los rumores, creo que hemos hecho el canelo despreciando la 2ª ronda de draft que, según dicen, ofrecían por él.

 

Driskel jugó como si la vida le fuera en ello, y ciertamente casi la pierde. Para un jugador marginal como él, una lesión como la que sufrió (dos dedos rotos) puede suponer el ostracismo, el olvido, y por último el fin de su sueño NFL. Nadie salvo un desalmado se alegraría de una desgracia, pero tampoco podemos ocultar que su inclusión en la lista de lesionados nos permite habilitar una plaza de roster que en otras circunstancias quedaría infrautilizada al emplearla en él. En todo caso, se han arriesgado a perder jugadores interesantes para que Driskel pueda volver de la lesión, lo que por un lado demuestra la confianza que le profesa el staff, y por otro, permite aventurar que no han abandonado del todo la idea de traspasar a McCarron. Sólo bajo este prisma tiene sentido retener un QB de los que hay a paladas a partir de 5ª ronda en cualquier draft.

 

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *