Analisis 2017 y previsiones draft 2018: DTs

Resumen 2017

 

La campaña 2017 presentaba el desafío de comprobar si seríamos capaces de encontrar un compañero adecuado para Geno Atkins. Las miradas estaban puestas sobre Billings, quien tras perderse su año rookie por lesión, aparecía como la gran (por tamaño) esperanza. Sin embargo, fieles a nuestro estilo, los entrenadores prefirieron comenzar los partidos con el veterano Sims. La tan manida jerarquía…

 

Ni siquiera los números servían para defender tal decisión. El porcentaje de yardas de carrera que permitíamos por partido (principal acción a detener por el DT de técnica 0 ó 1, como sería el acompañante de Atkins, más centrado éste en el pass-rush interior), era de los más altos de la competición, y al final del año fuimos el tercer peor equipo de la liga en este apartado (casi 130 de media).

 

Aunque conforme avanzaba la competición Billings terminó haciéndose con el puesto de titular y jugando más que Sims (también hay que recordar que éste se lesionó), lo cierto es que su presencia tampoco supuso un cambio radical. No obstante, como decía al principio, 2017 debería considerarse casi como su año de novato, por lo que parece lógico que debamos darle un margen de confianza, y esperar que sus prestaciones mejoren en 2018.

 

Por su parte, Atkins volvió a demostrar su enorme calidad. Sus 9 sacks lideraron al equipo en esta estadística. Una vez más fue convocado a la Pro Bowl (cita que sólo se ha perdido su año rookie y el de la lesión), lo que parece síntoma evidente de que sigue siendo uno de los principales pilares del equipo, más allá de lo que uno como seguidor incondicional pueda decir.

 

En este apartado, cabe destacar la buena imagen mostrada por el rookie Glasgow. Tuvo una participación relevante en cuanto en número (36% de los snaps, 4º en la línea defensiva sólo por detrás de Dunlap, MJ90 y el propio Atkins), y las sensaciones que dejó fueron esperanzadoras.

 

Igualmente, también hay que citar al undrafted Josh Tupou, quien fue activado del PS al final de la campaña y, aunque no llegó a jugar, causó una buena impresión a los técnicos. No obstante, el NT deberá resolver antes el conflicto derivado de una detención a primeros de Febrero por liarla en un bar estando bebido. Tampoco tendría más importancia, de no ser porque en 2015 hizo otra parecida, y estaba en libertad con la condición de no volver a beber. Más allá de las posibles responsabilidades penales o disciplinarias de la liga, hay que ver si existe algún problema de adicción aquí.

 

No puedo terminar este resumen sin mencionar lo que a juicio de muchos fue la principal innovación en esta unidad: la presencia del DE Michael Johnson jugando por el interior. Hay que reconocer que se desenvolvió bastante bien en esta misión, lo que nos abre un atractivo abanico de posibilidades en jugadas donde poder alinear varios DE en el frontal de 4 y aumentar las posibilidades de penetrar en el backfield.

 

Redactor en Bengals.es
Redactor en Spanish Bowl
Ex-Redactor de la AFC Norte de la NFL en el Diario AS
Colaborador de “La Perrera Brown”.
Integrante del foro de los Cincinnati Bengals en NFLHispano.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *